Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Mundo

relaciones bilaterales

El mandatario socialista se compromete a acompañar a Obama enla búsqueda de la paz de Oriente Próximo

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Zapatero dice que el éxito del mundo depende del éxito del líder demócrata
Zapatero y su esposa, Sonsoles Espinosa, llegan a la ONU./ AP
No quedó ayer la menor duda sobre la devoción que el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, siente por su homólogo estadounidense, Barack Obama. Ni es que él tratara de disimularlo. «Se merece todos los aplausos que ha recibido hoy (por ayer)», dijo satisfecho el dirigente socialista.
«No se trata de ver qué puede hacer el presidente Obama, sino de cómo podemos nosotros apoyar al presidente Obama», manifestó parafraseando la célebre frase de John F. Kennedy, «no preguntes que puede hacer tu país, por ti, sino qué puedes hacer tú por tu país».
Estados Unidos no es la patria de Zapatero, pero está convencido de que «si Obama tiene éxito en la presidencia norteamericana, el mundo tendrá éxito». Así que está dispuesto a apoyarle en lo que sea, empezando por el empeño con que defendió ayer la búsqueda de la paz en Oriente Próximo. El inquilino de La Moncloa se congratuló enormemente de ese compromiso y ofreció «acompañarle» en el viaje. Así anunciaba una próxima visita a Oriente Próximo que emprenderá inmediatamente después de ser recibido por el mandatario estadounidense en Washington el próximo día 13 de octubre.
Allí, tras recoger sus ideas sobre cómo destrabar el conflicto, viajará a algunos de los países implicados, como Israel, Palestina y Siria. Con ello pretende convertirse con una sola visita a la Casa Blanca en doble aliado de Estados Unidos. Por un lado, ser su puente con Latinoamérica, ya que el fin del ostracismo de Zapatero en Washington se producirá horas después de celebrar el Día de la Hispanidad. Algo que según el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, «interesa mucho a los estadounidenses».
Apoyo en Afganistán
España tampoco regateará esfuerzos para ayudar al mandatario afroamericano en la guerra que algunos creen puede dilapidar su presidencia, la de Afganistán. Con los doscientos efectivos largos más que pretende enviar, Zapatero calcula que las fuerzas españolas destacadas en el país centroasiático de forma permanente llegarán a mil, además de la cooperación que proporcionará para la formación del cuerpo policial afgano. Una contribución todavía pobre y delicada para lo que requieren los mandos castrenses estadounidenses, que junto con los de la Alianza Atlántica comandan ya unos 100.000 militares en el país asiático, y aún creen poder perder la guerra si no aumentan su número.
Por su posición al frente de la presidencia de turno de la Unión Europea que comenzará el 1 de enero próximo, Zapatero espera poder convertirse en un aliado fundamental para Washington, y aprovechar así el «momento decisivo» que representa para la comunidad internacional la presidencia de Obama en la primera potencia mundial.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS