Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Vizcaya

exigen soluciones

Temen que sus hogares vuelvan a inundarse por «laescasa celeridad» de las administraciones

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Vecinos de Getxo se movilizan para reclamar «el inmediato» encauzamiento del río Gobela
Los vecinos exigen medidas. / PEDRO URRESTI
«Estamos hartos de esperar. Ya no aguantamos más». Este el amargo sentimiento que comparten cientos de vecinos de Getxo cuyas viviendas amenaza el río Gobela. Durante años han escuchado falsas promesas acerca del inicio de las obras de encauzamiento. Pero el desastre en el que se sumergió el municipio el 1 de junio del pasado año, cuando el río arrasó todas las casas que ocupan su vega natural, empujó a los afectados a organizarse para exigir soluciones. Todos los partidos políticos acordaron ejecutar actuaciones urgentes tendentes a paliar las consecuencias de otro hipotético desbordamiento, pues en determinadas zonas el barro llegó a superar el metro y medio de altura. Una veintena de familias tuvo que ausentarse de sus hogares durante meses. Pero ha pasado más de un año, y el proyecto aún no se ha licitado. La Agencia Vasca del Agua (URA) prevé sacarlo a concurso a finales de este mes, pero, en cualquier caso, el invierno se avecina y con él, los vientos y las tormentas.
«Gente muy quemada»
Por ello, doscientos vecinos se concentraron ayer frente al Instituto Getxo 1, en la zona de Los Puentes, para exigir el «inmediato» comienzo de las obras. «La gente está muy quemada. Entraremos en el otoño sin que las obras hayan comenzado. Y la situación del río ahora es peor, ya que no se ha limpiado. Tanto el Gobela como el Bolue están llenos de maleza y residuos. La sensación de seguridad es falsa, se debe a la escasez de lluvias del verano», explica Marta Uriarte, presidenta de la asociación de afectados de Salsidu-Zubieta. «Llevan 17 años diciendo que van a comenzar las obras», se queja Adelfa Sevillano, que pasó cinco meses fuera de su domicilio. Como la mayoría de los afectados, pagó 17.000 euros de su bolsillo para financiar las reparaciones no cubiertas por el seguro de su hogar. Ahora, teme que el río vuelva a destrozar su vivienda. «Al Gobela se le ha robado su espacio», advierte Javier Abasolo.
Por si fuera poco, el Ayuntamiento ya ha solicitado a las familias que fueron desalojadas la devolución de los 6.000 euros que les aportó en forma de ayudas. El equipo de Gobierno aprobó estos «adelantos» mientras los afectados realizaban los trámites del seguro, pero dejando claro que debían devolverlo si sus compañías les cubrían estos gastos.
Este requerimiento no ha agradado a los vecinos, que creen que, «después de pedir créditos para arreglar nuestras casas, se volverán a inundar por la falta de celeridad de las instituciones». Para protestar, bordearon la rotonda invadiendo los pasos de cebra, a grito de '¡Río Gobela, solución!', y provocaron retenciones. La movilización de ayer, auguran, no será la última. Volverán a concentrarse la próxima semana en el mercado medieval de la localidad. También organizarán una recogida de firmas. «Para que no se olviden de nosotros», zanja Uriarte.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Te ofrecemos todos los eventos de cada día: teatro, conciertos, exposiciones...
Vocento
SarenetRSS