Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Viernes, 18 abril 2014

Política

VIOLENCIA CALLEJERA

Poco antes de este ataque, un grupo de radicales también apedreó sucursales bancarias y comercios en el Casco Viejo

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La kale borroka irrumpió anoche con toda su virulencia en plena Aste Nagusia. Un autobús urbano y cinco turismos resultaron completamente calcinados en el barrio bilbaíno de Rekalde tras ser atacados por un grupo de encapuchados, según indicó el departamento de Interior. Además, a lo largo de la tarde, los radicales también apedrearon bancos y comercios, además de cruzar y prender fuego a varios contenedores de basura, en el Casco Viejo.
El episodio de violencia callejera más grave se produjo en la calle Xalbador, justo debajo del viaductor por el que discurre la autopista A-8. Poco después de las diez de la noche, una unidad de Bilbobus que circulaba vacía fue interceptada por varios encapuchados, quienes, tras obligar al conductor a abandonar el vehículo, lo prendieron fuego.
El autocar se vio inmediatamente envuelto en llamas, que alcanzaron a varios coches particulares aparcados en batería en las inmediaciones. La rápida intervención de los Bomberos no impidió que cinco de ellos quedaran destruidos, al igual que el autobús, reducido a un amasijo de hierros. También ardió un contenedor de basura.
Este ataque se suma a los protagonizados poco antes, sobre las 20.30 horas, por radicales en la calle Ribera, en su confluencia con Barrenkalle, junto al recinto festivo, donde cruzaron y quemaron varios contenedores. El grupo de violentos se desperdigó después por las calles del Casco Viejo, lleno a esas horas de gente que celebraba la Semana Grande, y apedreó varias entidades financieras y comerciales.
Vigilancia de la Ertzaintza
Tras los incidentes, la Ertzaintza desplegó por la zona un dispositivo de vigilancia que, según anunció Interior, tenía previsto mantener durante toda la noche. Los equipos de Bomberos y limpieza municipal apagaron y retiraron los contenedores.
Este repunte de la kale borroka se produjo en una jornada especialmente señalada para la ciudad como es el día grande de la Aste Nagusia. Ya horas antes de los ataques de Rekalde y del Casco Viejo, el centro de Bilbao fue escenario de diversas algaradas tras impedir agentes de la Policía autónoma la celebración de sendas manifestaciones convocadas por la izquierda abertzale y comparseros. Además, el pasado lunes por la noche, un grupo de encapuchados quemó también dos cajeros automáticos en el Casco Viejo, donde a esa hora se congregaban miles de personas nada más concluir el lanzamiento de los fuegos artificiales.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS