Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Política

«se hacen de manera ilegal», dice Cospedal

Gobierno, jueces y Policía exigen a Cospedal querectifique o denuncie las irregularidades en el juzgado

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El PP denuncia escuchas telefónicas «ilegales» a dirigentes de su partido
María Dolores de Cospedal./ EFE
La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, aseguró ayer que su partido tiene constancia de que, desde las autoridades judiciales y policiales, se «están produciendo, a veces de manera ilegal, escuchas telefónicas» a afiliados y dirigentes de la formación conservadora. En concreto, denunció que tales escuchas se realizan sobre personas «que no tienen nada que ver con algún sumario» judicial -matizó en alusión a investigaciones como la del 'caso Gürtel'- y altos responsables nacionales del PP, cuyo teléfono ha sido «pinchado». «Y se hacen de manera ilegal, nos consta», recalcó Cospedal.
Sus declaraciones fueron rápidamente respondidas por la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, el colectivo de jueces Francisco de Vitoria y el sindicato policial SUP, que instaron a los populares a acudir a los tribunales a denunciar las supuestas escuchas o retractarse de sus acusaciones.
Con sus palabras, pronunciadas durante una entrevista a Efe, la dirigente del PP se reafirmó en los argumentos que expuso a principios de esta semana en un vídeo de su partido, en el que reclamaba al Gobierno que persiguiera a ETA antes que a la formación liderada por Rajoy, en referencia a la supuesta trama de corrupción puesta al descubierto con el 'caso Gürtel'. Sin embargo, Cospedal fue ayer un poco más lejos. Lamentó que España viva ahora «un Estado policial», que, a su juicio, lleva al Gobierno a «utilizar a las instituciones, a la Fiscalía General, a la Policía judicial, a los servicios del Ministerio del Interior y al Centro Nacional de Inteligencia».
Aunque en ningún momento ofreció datos sobre las presuntas escuchas, fechas o políticos que hubieran sido sometidos a este espionaje, la secretaria general del PP afirmó que el Ejecutivo trata de «perseguir a la oposición» con métodos propios de «un sistema antidemocrático». Acusó incluso al partido socialista y al propio Gabinete de Rodríguez Zapatero de intentar «corromper a las instituciones de la democracia», incurriendo así en un caso de «corrupción política». «Esto es lo que practica el Gobierno aunque al PSOE no le guste oírlo; pero es así y así está poniendo en grave riesgo a la democracia, en grave riesgo a las instituciones de la democracia», agregó en otro momento de la entrevista.
«Sombras de sospecha»
Finalmente, Cospedal se refirió explícitamente al 'caso Gürtel' y aseguró que «los fiscales están muy molestos con la actuación del Gobierno» en la instrucción de este proceso; molestía acrecentada en su opinión después de que la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, anunciase desde Costa Rica que el Ministerio Público recurriría el auto que archiva la causa contra el presidente valenciano Francisco Camps.
Precisamente, María Teresa Fernández de la Vega instó ayer a la dirigente conservadora a acudir a los tribunales si cree que hay algún delito o a retractarse, porque está «despreciando» el trabajo de policías, jueces y fiscales. Desde Paraguay, donde continúa una visita oficial a distintos países latinoamericanos, la vicepresidenta recriminó duramente a la formación de Rajoy y advirtió de que «vivimos en un Estado de Derecho que hemos construido entre todos con mucho esfuerzo para que ahora, por intereses particulares, venga (el PP) a lanzar sombras de sospechas sobre el funcionamiento de nuestro Estado de Derecho».
También la Asociación de Jueces Francisco de Vitoria y el Sindicato Unificado de Policía (SUP) reclamaron a la 'número dos' popular que denuncie las escuchas en un juzgado o «rectifique» en caso de que carezca de indicios sobre ese supuesto espionaje . Esta última central avisó a Cospedal que su afirmación es «muy dura» como para no sustentarse en pruebas.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS