Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Martes, 21 octubre 2014

Más fútbol

Amelia Pinedo. Madre de Gaizka Toquero

Amelia vive desde la humildad el sueño de su hijo y asume que en el Athletic hay obreros e ingenieros; «pues bien, Gaizka es un obrero»
13.05.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La carnicería 'Amelia' despacha carne e ilusión. Los vecinos vienen a por lo primero, buen género, de toda la vida, mientras que los niños tantean lo segundo. «¿Está aquí Toquero?», preguntan a la madre, que hace 27 años dio nombre a la tienda, situada en el barrio vitoriano de Ariznabarra, una mujer que con cada palabra regala sonrisas. Ella asiente con la cabeza, les contesta que sí, recoge las peticiones de autógrafo y aguarda a que su hijo regrese de Bilbao. Delantero del Athletic, con el '2' en la espalda, titular. «Le digo que tiene que firmar todas las fotos y al día siguiente se las doy a los chavales». Reparto de deseos. «Y que dure».
Amelia Pinedo está de baja. Tiene el brazo derecho escayolado. Una mala caída. Su marido y padre de Gaizka Toquero, Luis Mariano, se ocupa de la carnicería. A mediodía, hay cola. Buena señal. Les preocupa la fecha de la final, esta noche, miércoles. «A ver qué hacemos con la tienda. Nos gustaría ir y volver en el día, pero me temo que será imposible». El cliente es lo primero. Nada ha cambiado para la familia, acostumbrada a trabajar. Lo único, que su hijo sale ahora por la tele. Está en Primera División, gana más dinero y peleará por un título contra el 'ogro' azulgrana. Por lo de más, tranquilidad. Sus costumbres, la forma de entender y proceder en la vida, siguen inalterables. El delantero vitoriano ni siquiera ha cambiado de coche, un 'Golf IV' -el VI ya está en la calle-, que contrasta con los todoterreno estacionados en Lezama. «Para qué, le va bien y no lo va a tirar», argumenta su madre. «¡Nosotros tenemos un BMW de 18 años!».
Dice Amelia que Gaizka empezó a jugar en el Ariznabarra, equipo del barrio, aunque su campo de fútbol siempre fue el parque que está al lado de la carnicería. El feudo de un sueño. «Todo el día con el balón, para arriba y para abajo». Y eso que formaba parte de un equipo de natación -«lo hacía muy bien»-, pero la pelota pudo con el agua. Decidió que quería marcar goles y, tras pasar por la Real Sociedad, Alavés, Lemona, Sestao y Eibar, acabó en Bilbao. «Cuando firmó el contrato sentí una mezcla de alegría y preocupación; más que nada por la presión, por lo que suponía vestir la camiseta del Athletic», confiesa la madre. «Él se lo tomó bien, sin nervios, es una persona tranquila y equilibrada».
Toquero no responde a ninguno de los tópicos cosidos a la profesión de futbolista. El delantero vive con sus padres y su hermano Josu en Vitoria; todos los días coge el coche para ir a Bilbao -«se marcha sobre las 8.30 horas»- y regresa cuando Caparrós lo diga; sigue con sus amigos de siempre y con su novia de toda la vida; se ha comprado un piso muy cerca de la vivienda de su familia -«su casa está a cinco minutos»-; y suele ayudar a Amelia con la comida y las labores domésticas, sobre todo desde que se ha roto el codo. «Es un chico muy hogareño, tranquilo, con la cabeza bien amueblada y tan trabajador... ¡No sólo en el campo, sino también en la vida real!», subraya su madre mientras posa para el fotógrafo sobre el césped sintético del Ariznabarra. Dónde comenzó todo.
Ella sufre una barbaridad en el campo. Sufrirá también esta noche en Valencia, como lo hizo en la semifinal ante el Sevilla. «Me pongo muy nerviosa. Verle jugar se me hace duro, aunque no hago caso a las críticas». Acostumbra a rezar. Pide por su hijo, el futbolista, para que no le lesionen. «Eso me preocupa. La salud es lo primero». Cuando marcó el tercer gol ante el conjunto hispalense, rodillas clavadas en el suelo y 'saludo John Cena' dedicado a sus amigos -una celebración tomada del 'Pressing Catch'-, Amelia se paralizó. «No pude decir nada, no sabía qué hacer ni cómo reaccionar. Miré a mis hermanas... estaban llorando». La alegría se deslizaba por sus mejillas.
Llegar hasta el final
Cuando habla de su hijo futbolista -el hermano está estudiando-, Amelia repite una y otra vez la palabra «trabajador». Hasta tres veces en una sola frase. Así se explica la titularidad de Toquero, forjada con la voluntad, que ha sentado a Ion Vélez y se ha convertido en el acompañante de Fernando Llorente. «Sabía que iba a ser complicado, pero nunca dudé de que lo iba a dar todo. Puede haber gente más técnica que él, mejor preparada, más completa, pero en cuanto al trabajo no le gana nadie». Recuerda que, con 15 años, «jamás salía con sus amigos» si tenía partido al día siguiente. El sentido del deber siempre ha regido su comportamiento.
La vida golpeó con dureza a Gaizka Toquero con apenas once años. Hasta entonces un crío feliz, que de repente vio enfermar a su madre. Amelia fue al médico y, en vez de diagnóstico, recibió una sentencia. Le detectaron un tumor y le dieron un mes de vida. Un mes. Treinta días para despedirse de los suyos, para asumir la derrota. «Nunca olvidaré lo que hizo entonces Gaizka. Me miró a los ojos y me dijo: 'Ama, no te puedes rendir, hay que llegar hasta el final'. ¡Sólo era un niño!», recuerda aquel momento entre lágrimas. Trece primaveras después, está contando esta historia.
Olvidadas las penas de antaño, la madre del delantero regresa al futuro. Mucho más alegre, de color azul, despejado en el horizonte. Dice que estará en Mestalla junto a su marido, su hijo Josu y la novia de Gaizka, una aplicada estudiante de Ciencias Medioambientales -«ya ha terminado la carrera y ha estado trabajando en Alemania con una beca»- que ha despertado el gusanillo académico en el delantero del Athletic. Amelia revela que está estudiando porque «quiere ser maestro de Educación Física». Tener un oficio el día que se apaguen las luces. «Es muy responsable, maduro, y sé que todo esto del fútbol no se le subirá a la cabeza».
Amelia es consciente de las virtudes y las limitaciones futbolísticas de su hijo. No se tira faroles y tampoco cae en los estereotipos para endulzar la realidad de un jugador que se ha abierto el camino desde las trincheras de Tercera y Segunda B. Para explicarlo, una metáfora. «El Athletic es una empresa en la que trabajan ingenieros y obreros. Pues bien, Gaizka es un obrero. ¡Ya me gustaría a mí serlo en un equipo así!», bromea. Y luego se pone seria y pide dar las gracias. ¿A quién? «A Joaquín Caparrós y a la afición. Al entrenador, porque ha confiado en él y al público, por valorar el esfuerzo que hace mi hijo en cada partido».
Lo dicho, la vida sigue igual para los Toquero Pinedo. Los cambios no entran en sus planes, por mucho que uno de sus 'cachorros' defienda el escudo del león. «Estamos muy contentos en nuestro piso, al lado de la carnicería. Habrá casas mejores en Vitoria, pero a mí me gusta la mía. Sólo pido salud para mi familia y que Gaizka no se lesione», insiste en sus plegarias de madre.
-¿Es religioso su hijo?
-No lo sé, pero creo que es creyente a su manera. Creer... cree en algo; estoy segura».
Quizás en ganar al Barcelona. De vez en cuando, la fe hace que los milagros ocurran.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios

buscador

Buscador de deportes
buscar
Grand Slam 5 Continents 2014: Vicente Juan García, a 100 millas de completar la épica gesta
El ultrafondista español disputará la quinta y última prueba el próximo 24 de octubre en Israel, con la que buscará completar el desafío de correr 5 carreras de 100 milla non-stop en los cinco continentes y en una misma temporada
La Media Maratón de Valencia, distinguida como la mejor carrera de España
La prueba valenciana, que el pasado domingo se convirtió en la media maratón más rápida en suelo nacional, ocupa el primer puesto de la clasificación general -con 2.122,44 puntos- de las carreras en ruta de la Real Federación Española de Atletismo (RFEA)
Milla Toerredonjimeno 2014: David Palacio y Nazha Macrouch se llevan la victoria en Jaén
La junta directiva del CD La Zancada de Torredonjimeno ha destacado la gran respuesta de los atletas y entiende que la milla se consolidará con el paso de las ediciones debido a la presencia de corredores de todos los puntos de Andalucía
Medio Ironman Cabo de Gata 2014: Juan Díaz y Sylvia Gehnböck, los más fuertes en Níjar
Cerca de cuatrocientos participantes llegados desde toda España y de varios países de Europa los que han tomado parte en la competición, que ha tenido por salida y llegada el núcleo costero de San José
Ultratrail Desafío Cantabria 2014: Felipe Artigues victoria con récord de la prueba incluido
Mirian Zapico ha sido la vencedora en categoría femenina. La organización destaca que la prueba está diseñada para los corredores experimentados, que tienen que afrontar el reto de superar 12.000 metros de desnivel en 89,3kms
Triatlón Alicante 2014: Emilio Urrea, el que menos tiempo invierte
Alrededor de seiscientos deportistas han tomado parte en la prueba organizada por la Cadena SER de Alicante y la Federación Española de Triatlón, con la colaboración del ayuntamiento de Alicante
Carrera Solidaria FEAFES 2014: «la salud mental, una carrera de fondo»
Alrededor de 600 participantes han tomado parte en esta solidaria iniciativa, que constaba de tres recorridos diferentes: 9,6, 4,8 y 1,2 kilómetros, y tenía como objetivo mostrar el apoyo a la visibilización y promoción de la salud mental
Duatlón Jaén 2014: Juan Carlos Nieto e Isabel Merlos inauguran el palmarés
La prueba ha constado de 26,8 kilómetros de recorrido, con 6 kilómetros de carrera a pie, 18 en bicicleta y otros 2,8 a pie
Gorbeia Suzien 2014: Ionut Zinca y Maite Maiora dominan en el monte Gorbea
Aritz Egea se ha llevado el premio especial como vencedor del Kilómetro Vertical, entre San Justo y Lekanda, y ha cerrado una actuación estelar con su tercer puesto de la clasificación general
Vocento
SarenetRSS