Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 1 octubre 2014

Portada

LA RIOJA

El monarca asiste a unas maniobras y visita el cuartel de este cuerpo especial de la Guardia Civil en un breve viaje a Logroño
01.05.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El Rey de España, Juan Carlos I, visitó ayer La Rioja. Fue un viaje relámpago. Aunque apenas estuvo en la comunidad autónoma tres horas, su presencia supuso un aval en toda regla para la labor de la Unidad de Acción Rural (UAR). Este cuerpo especial de la Guardia Civil, localizado en Logroño, está especializado en la lucha antiterrorista y la ejecución de operaciones especiales que conllevan una respuesta rápida y, muy a menudo, un riesgo singular.
El helicóptero aterrizó a las 11.18 horas en el Polígono de Experiencias de las Fuerzas Especiales de la Guardia Civil (PEFE), ubicado en la periferia logroñesa. Varias decenas de efectivos del Grupo de Acción Rápida, destacamento integrado en la UAR, aguardaban al monarca en formación. Los mandos, encabezados por el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, y el director general de la Policía y la Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez, recibieron al monarca, que vestía uniforme de capitán general.
La revista a las tropas supuso la eclosión de los preparativos de las maniobras. En cuestión de segundos, se desplegó una cuarentena de efectivos del GAR. Una tienda de campaña acogió a la comitiva real. Ubicada en una loma, sirvió de atalaya desde la que observar las maniobras. El teniente coronel jefe del GAR, Félix Jesús Blázquez, ejerció de cicerone.
La comitiva
Además de Camacho y Velázquez, acompañaban al monarca el director adjunto operativo de la Guardia Civil, el teniente general José Manuel García Varela; el jefe de la Jefatura de Unidades Especiales y de Reserva de la Guardia Civil, el teniente general Atilano Hinojosa, y su segundo, el general Ildefonso Hernández, ex responsable de la UAR. También, el actual jefe de la unidad, Félix Torquemada. Un convoy de vehículos irrumpió inopinadamente en el campo de prácticas. Comenzaban los ejercicios en ese instante.
El Rey siguió con atención la evolución de las maniobras. Las explicaciones de Blázquez precedían cada ejercicio. Los agentes simularon la detención de un individuo que acababa de provocar una explosión. También, protegieron a una personalidad figurada ante un posible atentado. El GAR ha llevado a cabo misiones similares en lugares como Afganistán o Líbano. Las maniobras incluyeron demostraciones de conducción evasiva, tiro y traslado de agentes en los patines de un helicóptero.
El traslado
Concluidas las maniobras, el Rey abandonó el PEFE. Se dirigió al acuartelamiento de la calle logroñesa Duques de Nájera. Aguardaba allí el grueso de la Unidad de Acción Rural (UAR), que suman unos quinientos efectivos. Recorrió las instalaciones y asistió a un ejercicio práctico de intervención en lugares habitados. Tras la preceptiva foto de familia con los guardias civiles, saludó a las autoridades locales y regionales.
Asistieron el presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz; el presidente del Parlamento regional, José Ignacio Ceniceros; el delegado del Gobierno en La Rioja, José Antonio Ulecia, y el alcalde de Logroño, Tomás Santos. La hora de la partida se aproximaba. El monarca descubrió una placa conmemorativa de la visita. La inscripción rezaba: 'Su Majestad el rey don Juan Carlos I visitó la Unidad de Acción Rural de la Guardia Civil el 30 de abril de 2009.
Tras un breve vino de honor, regresó al PEFE. El reloj marcaba las 13.34 horas. Pocos minutos después, despegó el helicóptero. Concluyó así el viaje 'relámpago' del monarca a la comunidad autónoma. El objetivo había sido consumado en menos de tres horas: el respaldo real a la labor de la UAR había sido confirmado. Todo ello ocurrió ayer, siete meses después de la anterior visita del monarca. En aquella ocasión, se desplazó a Logroño para inaugurar el curso universitario nacional.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS