Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Vizcaya

15.04.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
E l año pasado, el joven artista vanguardista Khuruts Begoña creó una videocreación en la que aparecía el Gobierno Civil de Bilbao encuadrado en una diana. El trabajo de nuestro Duchamp aborigen fue seleccionado para Ertibil, una muestra itinerante de arte joven que paga la Diputación. El jurado estaba formado por dos profesores de la UPV, un artista de prestigio y Pilar Mur, directora de la sala Rekalde, centro adscrito a la institución foral. Como era previsible, cuando la diputada de Cultura vio la videocreación del joven Khuruts dijo que fuera eso de ahí y se montó un escándalo. Quizá lo recuerden: censura, apología del terrorismo, etc.
Ahora parece que, en la selección de este año para Ertibil, el jurado, en el que repetía Pilar Mur, ha incluido un anexo en el que vuelven sobre lo de la censura. Entre los seleccionados, curiosamente, también repite Khuruts Begoña, esta vez con una videocreación que se apropia de una pieza de Bukowski -aquel coyote individualista que no admitiría tanto manoseo- y añade alguna alusión más o menos velada a lo del vídeo de la diana.
Pues bien, si los Buggles cantaban que el vídeo mató a la estrella de la radio, nosotros podemos hacer ahora los coros diciendo que el videoarte se ha cargado a la directora de la sala Rekalde. Tras recibir el anexo reivindicativo, la Diputación ha cesado a Pilar Mur aduciendo pérdida de confianza en su persona. Exacto: la foralidad se ha cansado definitivamente de todo este asunto de la censura y los iconoclastas de provincias.
El asunto no da para más y tiene un punto absurdo. La obra cuestionada hace un año era sólo una tontada pretenciosa y parece lógico que la Diputación no subvencione una nadería que puede molestar al personal, o sea, al votante. Por otro lado, sorprende que los artistas vuelvan a presentarse a los concursos donde se les ha censurado tanto. Desde aquí recordamos a los jóvenes vanguardistas que su deber consiste en epatar al burgués, aullar por las calles, asustar ancianas y concejales y echar espuma por la boca. Postularse a todas las becas y premios que organizan las instituciones regionales no es el camino, chicos, no es el camino.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Te ofrecemos todos los eventos de cada día: teatro, conciertos, exposiciones...
Vocento
SarenetRSS