Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Cultura

toros

Pide 300.000 euros y la plaza llega a 270.000, lo que deja en el aire su esperada reaparición en Vista Alegre

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El caché de José Tomás en Bilbao
José Tomás toreó en Bilbao por última vez en junio de 2000. / J. LEAL
Las negociaciones entre la Junta Administrativa de la plaza de toros de Bilbao y Salvador Boix, apoderado de José Tomás, parecen estar en punto muerto. Hasta el momento, ninguna de las partes ha comunicado de forma oficial la ruptura definitiva de las conversaciones abiertas desde hace meses para que el torero se deje ver esta temporada en Vista Alegre, si bien es cierto que existe una última barrera por resolver: la cosa de los dineros.
Según fuentes de la propia Junta Administrativa consultadas por EL CORREO, 30.000 euros -cinco millones de las antiguas pesetas- separan a las partes de la firma del contrato que propicie el regreso de José Tomás a Bilbao, previsto para el 14 de agosto. Hace unas semanas, los gestores de la plaza y el representante del torero habían acercado posturas y los más cercanos a la negociación hablaban de «buenas sensaciones». Sin embargo, en los últimos días las posturas se han enrocado y la tan esperada y deseada reaparición del diestro madrileño queda envuelta en la incertidumbre.
Interviene Azkuna
En el asunto ha llegado a intervenir el propio alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, y el presidente de la Santa Casa de Misericordia, José Domingo Ampuero. Los máximos representantes de las entidades propietarias de la plaza han sido tajantes a la hora de poner límites a la retribución exigida por José Tomás y han planteado a la Junta un máximo de 270.000 euros -45 millones de las antiguas pesetas-. En el otro lado, la última demanda del apoderado fijaba los honorarios del torero en 300.000 euros -50 millones de pesetas-. Desde el último contacto, que tuvo lugar a mediados de este mes, ambas part es permanecen en silencio.
La solución ahora se antoja complicada por dos razones. De un lado, los representantes del Ayuntamiento de Bilbao en la Junta Administrativa consideran más que suficientes y proporcionados los «importantes esfuerzos realizados» hasta la fecha y que han permitido pactar el día del festejo, el ganado, acordar el torero que encabece la terna, evitar la presencia de las cámaras de televisión y, según estas mismas fuentes, ofrecer «una cantidad más que razonable» en un momento de graves estrecheces económicas.
Las explicaciones desde la otra parte tampoco se silencian y tanto José Tomás como su apoderado, Salvador Boix, desean impedir por todos los medios que se establezca un «agravio comparativo» con los gestores de aquellos cosos en los que el matador de Galapagar ya ha sido contratado -Valencia, Castellón, Málaga, Córdoba, Jerez de la Frontera, Nimes, Barcelona y Bayona-.
El gerente de la plaza bilbaína, Pablo Chopera, se negó ayer a confirmar las cifras barajadas y se limitó a declarar que «tanto la Junta Administrativa como la Casa Chopera hemos hecho todo lo humanamente posible para que José Tomás actúe en Bilbao. Sus representantes conocen nuestra propuesta definitiva y permanecemos a la espera de respuesta». Salvador Boix, a preguntas de este periódico, se limitó a reconocer que «desde nuestra última conversación no hemos tenido noticia alguna de Bilbao e imaginamos que sus gestores lo están pensando». El apoderado recalcó que «la decisión final es siempre de quienes quieren contratar a José Tomás».
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS