Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Jueves, 17 abril 2014

Vizcaya

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Sestao fundirá el tren, el metro y el tranvía de la UPV en la estación de Urbinaga
GRÁFICO: ALBERTO LUCAS
De tradición fabril, con fábricas como los extintos Altos Hornos de Vizcaya, Sestao fundirá en Urbinaga el metro, el tren y el futuro tranvía que unirá la Universidad del País Vasco (UPV) con la margen izquierda. Durante largo tiempo, esta estación intermodal -será la tercera del Bilbao metropolitano tras las de Abando y San Mamés- ha dormido en el cajón de diversas instituciones. Pero el alcalde, José Luis Marcos Merino, se ha empeñado en despertar este proyecto. Le ha estampado el sello de urgente en esa espectacular transformación urbana que protagoniza la localidad. El complejo, de hecho, acaba de recibir un gran estimulante: 8,6 millones de euros del Ministerio de Fomento. «A partir de aquí tenemos que firmar un convenio con el Consorcio de Transportes de Vizcaya -dependiente del Gobierno vasco y la Diputación- para definir los criterios de financiación y ejecución. Espero reunirme con ellos dentro de poco para concretar todo. Agilizarlo al máximo. Aunque, en líneas generales, estamos de acuerdo», anuncia el regidor, quien recuerda que esta infraestructura facilitará el día a día a muchos vizcaínos. No sólo a los sestaoarras.
«Será la zona mejor comunicada de toda la margen izquierda. Será un salto cualitativo para todas las personas de la comarca». Estas palabras han servido para vestir de trascendencia a este proyecto por parte de las instituciones implicadas: Ayuntamiento, Diputación, Gobierno vasco y Ministerio de Fomento. Se encuentra, de hecho, en un punto estratégico. No sólo dará servicio a las 4.000 personas que residirán en las 1.351 viviendas que se edificarán con la prolongación de la Gran Vía. Sobre el barrio de Simondrogas, símbolo de la degradación, a escasos metros de la infraestructura. También facilitará la llegada de trabajadores a una zona que acoge fábricas de la talla de La Naval y Arcelor... Y en el futuro Vicinay Cadenas y el polígono Sestao Bai, que dará empleo directo a 400 personas. «Y se beneficiará gente de la zona minera, de Las Encartaciones... Podrán coger el metro, el tren...».
Impulsar las sinergias
Todo está plasmado en detallados planos que Marcos Merino muestra con orgullo. En ellos se observa que la parte superior del complejo de Urbinaga, caracterizado por la cúpula que resguarda a los usuarios, se destinará al suburbano, como ahora. Por debajo, discurrirán las dos líneas de Renfe Cercanías; la C-1, que lleva desde Bilbao a Santurtzi, y la C-2, que desde la capital discurre por Trapagaran y Gallarta y muere en Muskiz. De esta manera, después de bajarse del tren y atravesar los corredores y escaleras mecánicas que conectarán cada nivel, un vecino de Ortuella podrá subirse al metro en Urbinaga en lugar de aguardar hasta San Mamés o coger el tren hacia Santurtzi sin ir hasta Barakaldo. «Se impulsarán las sinergias entre los distintos medios de transporte. Y cuando llegue el tranvía se podrá ir a la universidad en menos tiempo», ahonda Marcos Merino.
Sin embargo, pasará aún bastante tiempo para que este último proyecto ferroviario sea visible. En septiembre, se adjudicó el estudio previo del trazado, que salvará el Nervión con un puente móvil. «Fue una gestión para mejorar la conexión de la margen izquierda con la UPV. En ese plan de coser la ría se vio que Sestao era el punto más recomendable para enlazar con Leioa. Pero llegará aquí en función de la marcha que se le dé a las obras», apunta el alcalde.
Once millones de euros
Más cerca, en cambio, se encuentra el inicio de los trabajos para configurar el intercambiador de Urbinaga. Las previsiones municipales hablan de finales de este año para que arranquen unas complejas obras que absorberán cerca de once millones de euros (7,6 millones en 2005). El motivo: la intermodal es sólo una pieza más dentro de un intrincado y ambicioso plan que, además de rematar el Eje del Ballonti, prolongará la Gran Vía con 1.351 viviendas. Estos últimos trabajos, de hecho, arrancaron este mes por la zona más cercana a Barakaldo. «Cuanto más se retrase más complicado será desarrollar la obra. Nos solaparemos. Por eso, habrá que empezar cuanto antes», se empeña Marcos Merino. Al tiempo, el regidor asegura con vehemencia que esta vez será la buena para que Urbinaga concentre al tren, al metro y al tranvía en una misma infraestructura, que presentará Sestao al visitante que llegue desde Bilbao y Barakaldo.
Y es que la intermodal es un proyecto histórico. No sólo por su importancia. También por el tiempo y el polvo que ha acumulado estancado. En 1996, por ejemplo, se habló de que en este enclave se adecuaría una parada de autobuses y un aparcamiento disuasorio. Agua. Más tarde, la idea era que esta multiestación estuviera operativa el 13 de abril de 2002, cuando la Línea 2 del metro aterrizó en la margen izquierda. También agua. Hasta que surgió este nuevo proyecto en 2005, recuerda Marcos Merino. «El definitivo», recalca.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Te ofrecemos todos los eventos de cada día: teatro, conciertos, exposiciones...
Vocento
SarenetRSS