Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Política

EL LEHENDAKARI CONVOCA LAS ELECCIONES PARA EL 1 DE MARZO

El lehendakari intenta así desbaratar la estrategia socialista y restar impulso a Patxi López
03.01.09 - 13:05 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Ibarretxe hace coincidir las elecciones con las gallegas para frenar el 'efecto Zapatero'
El lehendakari compareció ayer ante los medios en la sede de Lehendakaritza tras celebrar un consejo de Gobierno extraordianrio. / IGOR AIZPURU
Juan José Ibarretxe destapó ayer su faceta de estratega con el anuncio por sorpresa de la fecha de las próximas elecciones autonómicas. Los vascos elegirán finalmente a sus representantes en el Parlamento el próximo 1 de marzo, el mismo día en que los ciudadanos gallegos harán lo propio. Con más holgura en los plazos que el presidente vasco, Emilio Pérez Touriño ya comunicó la fecha de los comicios el pasado 18 de diciembre. El propio lehendakari había dado prácticamente por descartado en privado el primer domingo del mes para la jornada electoral: en el seno del tripartito se barajaban, de hecho, el 15 o el 29 de marzo como fechas más plausibles. No obstante, según las distintas fuentes consultadas por este periódico, Ibarretxe, que en principio tampoco se había mostrado partidario de solapar las dos convocatorias, rehizo sus cálculos en la última semana con la intención de minimizar en lo posible el empuje de su rival, Patxi López, y el ascendiente en Euskadi de José Luis Rodríguez Zapatero. Y maduró, pasadas las celebraciones de Nochebuena y Navidad, una decisión «personal» y definitiva, «compartida» primero con el EBB del PNV, según confirmaron medios oficiales jeltzales, y comunicada después a sus socios en el tripartito.
Ibarretxe informó en Año Nuevo a EA y EB de la fecha de las elecciones -las novenas autonómicas que se celebrarán en Euskadi y las cuartas para él como candidato- y les citó a un consejo de Gobierno extraordinario celebrado ayer por la mañana. En Nochevieja, había evitado rigurosamente referirse a los comicios en su tradicional mensaje navideño e incluso dejó entrever que no anunciaría oficialmente la disolución de la Cámara hasta dentro de dos semanas, inmerso ya en el juicio que afrontará desde el próximo jueves y que podría hacer coincidir la sentencia con el inicio de la campaña. Fiel a su costumbre de prevenir filtraciones, dejó atados todos los cabos en muy pocos días en el más absoluto secreto, y logró el golpe de efecto buscado: la fecha de los comicios empezó a correr por los mentideros políticos sólo unas pocas horas antes del anuncio oficial.
En su comparecencia, el lehendakari justificó la elección del primer domingo de marzo por la necesidad de «no perder tiempo» y, una vez aprobados los Presupuestos para 2009 y las medidas «anticrisis», ofrecer a la ciudadanía «respuestas ágiles» que permitan bandear cuanto antes las dificultades. Preguntado por la coincidencia con los comicios gallegos, se limitó a subrayar su potestad para fijar la convocatoria «cuando crea oportuno». No obstante, y aunque el ligero adelanto sobre las previsiones también permitirá ganar algo de tiempo ante el previsible empeoramiento de los datos económicos, no parece ser ésta la principal razón de la decisión. Tampoco la hipotética rentabilización del proceso penal, que Ibarretxe compartirá con López, y que los peneuvistas están interesados en mantener dentro de la «normalidad».
Las fuentes consultadas en el entorno de Ibarretxe apuntan más bien a razones de estrategia política pura y dura ante unas elecciones que se anuncian a priori como las reñidas de los últimos años, con pronósticos de empate técnico entre PNV y PSE en las encuestas que se han hecho públicas hasta la fecha. Sabedor del 'tirón' electoral del presidente del Gobierno en Euskadi -que explica en parte el triunfo del PSE en las generales en los tres territorios-, el lehendakari habría querido frenar en lo posible ese 'efecto Zapatero', no sólo obligándole a repartirse entre Galicia y el País Vasco durante las dos últimas semanas de febrero sino intentando también poner en evidencia posibles «contradicciones» entre los mensajes socialistas en una y otra campaña. Fuentes del PSE subrayaron ayer lo «absurdo», a su juicio, de este planteamiento, que, dijeron, sólo evidencia la «preocupación» de Ibarretxe. Estos medios recalcaron que el peso de la campaña en Euskadi lo llevará Patxi López y que el solapamiento de ambas convocatorias «no condicionará» la agenda del secretario general del PSOE. Zapatero tiene previstas «dos o tres» intervenciones en los actos del PSE que, subrayaron, se mantendrán sin mayores problemas.
Rivales o aliados
No obstante, la estrategia del candidato peneuvista se centraría más bien en intentar desbaratar a su vez la de los socialistas, que en Galicia compiten directamente contra el PP y esperan reeditar el gobierno de coalición con los nacionalistas del BNG, mientras que en Euskadi necesitarían los votos del grupo que comandará Antonio Basagoiti para aupar a López a la Lehendakaritza. De ese modo, el PNV intentaría «poner en tela de juicio» el «doble mensaje» de los socialistas que tendrían al mismo tiempo al PP como rival y aliado. Además, la dirección federal de Ferraz confiaba en obtener una victoria holgada en Galicia que sirviera de trampolín a López y le diera impulso, una ventaja que ahora pierden. Y, por último, las últimas encuestas que maneja el PNV, que apuntan que el PSE podría haber tocado ya su techo electoral y mejoran las expectativas jeltzales, habrían aconsejado también acortar los plazos al máximo sin faltar al compromiso público de Ibarretxe de llamar a las urnas en marzo.
El lehendakari confió en que la campaña sea «limpia» y «sin insultos», negó estar «frustrado» por el fracaso de la consulta, agradeció el «cariño» de sus socios aunque evitó especular con fórmulas de gobierno y finalizó a su manera. «Que Dios reparta suerte».
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS