Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Política

ZAPATERO ENTIERRA EL DIÁLOGO CON LA BANDA

Zapatero cierra la puerta al diálogo con la banda y considera al PSE bien situado para ganar las elecciones

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«No habrá más oportunidades para ETA»
Zapatero, en su discurso ayer en La Moncloa.
«Ya no habrá más oportunidades para ETA». El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, selló definitivamente ayer cualquier resquicio a un posible final dialogado de la banda terrorista. Aprovechó la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros para hacer balance de la gestión de su Gobierno durante este año y, entre declaraciones sobre la crisis y la negociación de la financiación autonómica, lanzó una clara sentencia: «La democracia ha dado tres oportunidades a ETA de terminar su indigna aventura de crímenes sin sentido. ETA ha desperdiciado las tres oportunidades. Ya no habrá más».
El jefe del Ejecutivo, que se dirigió a los ciudadanos desde el Palacio de La Moncloa, subrayó que la democracia «prevalecerá» y que el terrorismo «será vencido». Palabras escuetas pronunciadas en tono solemne que vistió con los informes elaborados por el Ministerio del Interior sobre la lucha antiterrorista en 2008. Según éstos, las fuerzas de seguridad han detenido a 86 presuntos miembros o colaboradores de ETA y arrestado a 78 jóvenes vinculados a acciones de violencia callejera en el País Vasco y Navarra, lo que ha permitido esclarecer «decenas de atentados» en ambas comunidades autónomas.
El balance del Gobierno, hecho público ayer, destaca los sucesivos golpes a la cúpula etarra, con las capturas de Francisco Javier López Peña, 'Thierry', y los presuntos jefes de la banda Garikoitz Aspiazu, 'Txeroki', y Aitzol Iriondo. La ofensiva policial ha permitido que, en la actualidad, las cárceles albergen a 622 reclusos vinculados a la organización ilegal vasca, un «record» en opinión de Instituciones Penitenciarias, ya que supone un 37% más de presos respecto al momento en que ETA rompió la última tregua. También han sido arrestados 65 individuos por delitos de terrorismo internacional.
Aunque el Consejo de Ministros reconoció ayer que la violencia etarra se ha seguido cobrando un alto precio durante este año con la concesión del ascenso a teniente a título póstumo del brigada Luis Conde de la Cruz -la banda también ha asesinado en 2008 al ex edil socialista Isaías Carrasco, al guardia civil Juan Manuel Piñuel y al empresario Inaxio Uria-, Rodríguez Zapatero llamó a no decaer. «En los últimos meses la democracia ha avanzado en su lucha contra el terrorismo y el terrorismo ha retrocedido en su lucha contra la democracia», se felicitó el presidente , quien aclaró que ETA será derrotada no sólo política y socialmente, sino también «operativamente».
En línea con la cautela manifestada en las últimas semanas por el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, el jefe del Ejecutivo admitió que la banda «aún puede matar vilmente» y causar dolor en la sociedad española, aunque, «uno tras otro, todos los terroristas seguirán antes o después el mismo camino que los dirigentes que han sido detenidos y encarcelados en los últimos meses», vaticinó.
La «referencia» vasca
En su resumen del año hubo también espacio para las elecciones en Euskadi. Así, Zapatero pronosticó que el líder del PSE, Patxi López , está bien situado para ganar los próximos comicios tras constatar la «evolución tan positiva y tan favorable» que tiene en apoyo social. No obstante, evitó introducirse en terrenos quizá más conflictivos oponiéndose a realizar una 'quiniela' postelectoral con las combinaciones posibles de gobierno después de marzo. A su juicio, los pactos corresponden a los líderes vascos y al PSE, cuya labor es «ejemplar» y «son, sin duda alguna», «la referencia del entendimiento y del encuentro» para Euskadi.
El repaso a la acción de Gobierno, del que Zapatero excluyó voluntariamente la «autocrítica» porque «para eso» existe «la oposición», estuvo encabezado por la crisis y se recreó en el debate de la financiación autonómica, cuya propuesta definitiva puede estar lista antes del próximo día 31, según adelantó el presidente. De hecho, anunció que el Ministerio de Economía trabaja con esa fecha como objetivo y con el reto de conseguir el «consenso mínimo» en torno a la propuesta, para luego convocar al Consejo de Política Fiscal y Financiera. Su impresión, en cualquier caso y aunque al PP le «resulte difícil» de entender, es que «se puede y se debe hacer» un sistema que genere un acuerdo global.
Si antes del verano Felipe González e incluso Manuel Chaves le recomendaron aparcar este asunto hasta un mejor momento económico, Rodríguez Zapatero, obligado por el compromiso adquirido en el Estatuto de Cataluña, defendió ayer que la aprobación del nuevo modelo también contribuirá a la lucha contra la crisis porque permitirá a las comunidades autónomas disponer de mayor margen financiero y «estimulará a las que generan más crecimiento», como Cataluña o Madrid.
El sistema, según dijo, reconocerá a las regiones que han tenido «más aumento de población», como las dos comunidades citadas, la valenciana, Baleares y Murcia, entre otras. Y prometió que también atenderá alguna otra «singularidad». Juzgó «muy probable» que se compense a las autonomías con dos lenguas oficiales por el coste diferencial que el bilingüismo acarrea a sus administraciones.
Finalmente, Zapatero certificó con una negativa rotunda que no prevé aumentar el número de efectivos militares destacados en la misión internacional de Afganistán, la más peligrosa de todas en cuantas participan las Fuerzas Armadas españolas. «Nuestro compromiso está muy medido», dijo frente una eventual petición de Barack Obama para aumentarlo. A donde sí se enviarán más soldados es a Somalia para proteger a los buques que navegan por el Índico de los ataques piratas.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS