Vecinos piden protección para la iglesia

S. Z.| CASTRO

«La principal seña de identidad de Castro se está desmoronando arruinada por la desidia y la pasividad de quienes pueden y deben velar por el mantenimiento de esta joya monumental del arte gótico en Cantabria». Bajo esta premisa, la Asociación castreña Cantu Santa Ana convocó a los vecinos para que, unidos en cadena, dieran un abrazo solidario al templo. «¿Alguien se imagina levantarse una mañana y ver un montón de escombros donde antes se levantaba airosa Santa María? Pues eso puede suceder en cualquier momento si todo sigue igual, y que nadie nos llame catastrofistas», clamaron.

El gesto simbólico de arropar a Santa María trataba de «sensibilizar las conciencias de quienes deben velar por la integridad del monumento». Acudieron 1.500 personas que quisieron «devolver el cobijo que durante ocho siglos han ofrecido sus muros a nuestros antepasados».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos