Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Vizcaya

07.12.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La planta de Lamiako depurará 6.000 litros por segundo y ocupará nueve hectáreas
El proyecto de la depuradora de Lamiako está ya perfilado. La nueva infraestructura descongestionará la saturada planta de Galindo, donde desembocan las aguas residuales del millón de habitantes del Bilbao metropolitano. Dará servicio a 322.000 vecinos y empresas del Txorierri, Erandio, Leioa, Getxo, Berango, Sopelana, Urduliz y Barrika. Y se levantará en un humedal que da cobijo a aves migratorias junto a la estación de bombeo del Consorcio de Aguas.
Esta estación envía actualmente a Sestao todas las aguas residuales de la zona a través de una conexión subfluvial. Pero se concibió como una solución provisional. Ahora, 29 años después de que el Plan Integral de Saneamiento de la ría contemplara una central de depuración en Lamiako, su construcción ya es casi una realidad.
El anteproyecto está finalizado y saldrá pronto a información pública, junto con el estudio de impacto ambiental. Algunos detalles del documento han sido difundidos por los vecinos, que mantienen una fuerte campaña de oposición contra lo que denominan la 'macrodepuradora' por sus dimensiones. Las instalaciones recibirán un caudal máximo de 6.000 litros por segundo, frente a los 12.150 de Galindo y ocuparán 91.600 metros cuadrados - 9 campos de fútbol como San Mamés-, en los que se incluyen la estación de bombeo y los tanques de tormentas del Consorcio. Su 'hermana mayor' de la margen izquierda tiene 20 hectáreas de superficie.
Pisos a 200 metros
Tanto el Ayuntamiento como los ciudadanos enviaron sendas alegaciones al Ministerio de Medio Ambiente para reducir el tamaño y el impacto ecológico de las instalaciones, por lo que el borrador puede haber sufrido algunas modificaciones. Jorge Marquínez, presidente de la Confederación Hidrográfica del Norte -organismo que financiará las obras- adelantó en su última visita a Vizcaya que la depuradora será cerrada para evitar ruidos y olores a los vecinos. «La estación de Galindo -explicó- costó 69 millones y tiene capacidad para tratar las aguas de un millón de personas. La que ahora se va a construir costará 30 millones más y prestará servicio a 325.000 habitantes. Esto demuestra que se ha hecho un esfuerzo muy importante en minimizar los impactos», destacó.
Pero los vecinos desconfían y creen que no se librarán de los malos olores. «La depuradora de La Cartuja, en Zaragoza, también está cerrada y apesta». Además, dicen, el hedor afectará a otras localidades cercanas. «Los vientos llevarán los olores tanto al barrio obrero de Astrabudua como a las zonas pudientes de Las Arenas y, por supuesto, al resto de Leioa».
Los afectados denuncian también que la planta se ubicará a 200 metros de unas viviendas, muy cerca de la parada de metro de Leioa, y en un humedal catalogado. «Es una contradicción en un pueblo que se considera adalid del medio ambiente, donde se va a construir un parque científico para investigar el cambio climático», acusan.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Te ofrecemos todos los eventos de cada día: teatro, conciertos, exposiciones...
Vocento
SarenetRSS