Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Economía

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El gurú Greenspan ya no cree en el capitalismo
Greenspan jura ayer en el Congreso. / REUTERS
El crack financiero que viven los mercados no sólo ha resquebrajado los pilares del capitalismo, sino la fe en el libre mercado de uno de sus grandes gurús, el incombustible Alan Greenspan.
El octogenario ex presidente de la Reserva Federal, que siempre llegaba al Congreso como un dios bajado del Olimpo, se encontró ayer con un panorama muy distinto ante el Comité de Supervisión y Reformas de Gobierno. Los legisladores le frieron con preguntas acusadoras que ponían sobre él la culpa de esta crisis mundial, y ni el propio protagonista, que incluso inspiraba lástima, les llevó la contraria. «A Greenspan nadie le había interrumpido nunca», observaba incrédulo el presentador de la cadena financiera CNBC.
Greenspan fue presidente de la Reserva Federal de EE UU desde 1987 hasta 2006 con cuatro presidentes distintos. Se le consideró el artífice de la época de prosperidad y gran gurú de la exuberancia de los mercados. Ayer, a sus 82 años y en plena caída del sistema, confesó con humildad haberse quedado sorprendido al descubrir que el libre mercado no es la panacea de la autorregulación que había venerado durante toda su vida.
«Aquéllos de nosotros -yo, especialmente- que hemos visto la falta de interés que han puesto las instituciones crediticias en proteger el capital de sus accionistas estamos en estado de 'shock' sin poder creérnoslo», contó en el Congreso.
El gran purista del capitalismo salvaje, que creía ciegamente en que las fuerzas del mercado serían capaces de corregirlo todo, tuvo que admitir que el capitalismo ha fallado. «Sí, le he encontrado defectos», admitió. «Esa es precisamente la razón por la que ahora estoy en estado de 'shock' después de verlo funcionar excepcionalmente bien durante 40 años».
Recetas polémicas
Los enojados legisladores le recordaron con citas y cartas su ardua oposición a las medidas de regulación que, a su juicio, en última instancia podían haber evitado esta crisis, y Alan Greenspan aceptó haber estado «parcialmente equivocado».
Su receta incluye medidas regulatorias pero sólo para los seguros contra impagos, así como severas advertencias para las agencias de calificación de riesgo a las que culpa del «tsunami del siglo», dijo visiblemente espantado. «Dado el daño financiero que se ha hecho hasta la fecha, no logro ver cómo podemos evitar un aumento significativo del paro y los despidos».
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS