Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Cultura

CRÍTICAS DE CINE

23.09.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
C omo dice la actriz Verónica Echegui: «El sufrimiento en prisión está en el hecho de que no se puede, en ningún caso, evadirse de uno mismo». Rotunda afirmación, bien matizada por la jovencísima comediante, representación fulgurante de una sensualidad juvenil y sin complejos, reforzada por una fantasía y una gracia muy especiales, que iluminan incluso los momentos más dramáticos del filme. Ella se convierte aquí en la cabeza premiable de un reparto coral, de un ramillete de estupendas actrices. A partir de ahí, esta primera película de Belén Macías presenta todos los elementos típicos -y tópicos- de un filme carcelario.
Se pueden citar los enfrentamientos entre las internas, sus relaciones lésbicas, el dolor por la pérdida de sus hijos y las malditas drogas, así como una lejana esperanza de redención y reinserción, que es lo que convierte a 'El patio de mi cárcel' en una experiencia positiva.
Sin embargo, la novel directora no aporta nada nuevo a lo ya sabido. Son personajes y situaciones archiconocidas, sin que su desarrollo logre apasionarnos. Así las cosas, echamos en falta un mayor riesgo a la hora de profundizar en las vivencias de todas esas mujeres, percibir sus problemas personales y su forma particular de experimentarlos, además del conflicto humano que se da en un grupo sometido a tan duras condiciones de vida.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS