Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Vizcaya

su construcción ha costado 12 millones de euros

El inmueble centralizará las dependencias administrativas de este departamento en Vizcaya y atenderá cada día a 600 ciudadanos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Sanidad abrirá el mes que viene nueva sede en Bilbao en un singular bloque de vidrio
El cristal y el acero confieren a la nueva sede de Sanidad en Vizcaya un aspecto novedoso que no deja indiferente a los viandantes. / MIREYA LÓPEZ
El Departamento de Sanidad del Gobierno vasco está de enhorabuena. El próximo curso estrenará su nueva sede administrativa en Vizcaya, que le permitirá centralizar en un único inmueble todos los servicios que hasta ahora venía proporcionando a los ciudadanos en cuatro puntos diferentes de Bilbao. Y el edificio no será uno cualquiera, sino que se trata de un singular bloque de vidrio y acero con una llamativa fachada poliédrica, que aspira a convertirse en uno de los más emblemáticos de la ciudad. Sólo su construcción -el suelo ya era propiedad del Ejecutivo autonómico- ha costado 12 millones de euros.
Ubicada en la confluencia de las calles Licenciado Poza y Alameda Rekalde, en el solar sobre el que se levantaba el demolido dispensario Ledo-Arteche, la propuesta arquitectónica es obra de Juan Coll-Barreu, un joven profesional de origen oscense pero muy vinculado a la villa. De hecho, también ha proyectado el futuro cuartel general de los Bomberos y la Policía Municipal en Miribilla. Su principal característica es el juego de reflejos que generan los espejos de su cerramiento acristalado, así como el torreón futurista que remata la estructura con su forma de chaflán. El nuevo inquilino del Ensanche de la villa no deja indiferente a los viandantes. Hay quien se para a contemplarlo y quien lo critica abiertamente. En cualquier caso, la edificación pone la guinda a una manzana que se ha visto rehabilitada con la remodelación integral de La Alhóndiga y la construcción del edificio de servicios del Gobierno vasco en la Plaza Bizkaia, también de cristal.
Aunque la futura sede de Sanidad en Vizcaya está totalmente acabada en su aspecto exterior y su distribución interior, no abrirá sus puertas hasta septiembre. «Ahora estamos trabajando en vestirlo por dentro. Hay que colocar todo el mobiliario, acoplar todos los sistemas y acondicionar los espacios», explicaron desde el Departamento de Sanidad. En estas tareas se invertirán otros dos millones de euros: 425.000 para mamparas y separadores y 1,76 millones para dotar al complejo de mesas, sillas, cajones, estanterías y el resto de muebles de oficina. Las obras comenzaron en 2005 y concluirán con un pequeño retraso, ya que estaba previsto que el equipamiento pudiera estar en funcionamiento para finales de 2007.
El bloque se convertirá en el nuevo lugar de trabajo de casi 250 funcionarios y se calcula que 600 usuarios pasarán a diario por estas dependencias con el propósito de desarrollar diversos trámites administrativos. El edificio aúna en un solo punto la Dirección Territorial de Sanidad y la Subdirección Territorial de Salud Pública, entre otros servicios. Con su apertura, el departamento abandonará los edificios ubicados en Gran Vía 62, Gran Vía 82 y María Díaz de Haro 58-60. La idea original del Gobierno vasco era vender algunos de estos inmuebles para financiar la operación, pero parece que aún no hay nada concreto.
El bloque proyectado por Coll-Barreu tiene ocho plantas de altura y un sótano. En total, 8.800 metros cuadrados útiles, alrededor de 3.000 más de lo que actualmente ofrecen las tres sedes que serán pronto desmanteladas. Cada altura cuenta con despachos, zonas de trabajo y sala de reuniones. El último piso estará dedicado a las instalaciones de control medioambiental. El inmueble está dotado de los últimos avances en materia de sostenibilidad. En el subsuelo, por su parte, se ha habilitado un salón de actos para la celebración de eventos. También podrá ser utilizado para asambleas y cursos de formación.
«Atención ágil y eficaz»
En la presentación del proyecto, que tuvo lugar en noviembre de 2004, el consejero de Sanidad, Gabriel Inclán, elogió la propuesta del arquitecto oscense: «El diseño entra dentro del presupuesto, consigue más metros cuadrados útiles que ninguno y recoge perfectamente el carácter que queremos para la nueva sede». El miembro del Gobierno vasco destacó que las instalaciones que serán abandonadas se encontraban «obsoletas, viejas e inhabitables» y que la centralización de los servicios permitirá «una atención al ciudadano más ágil y eficaz».
El inminente desembarco de los casi 250 funcionarios y 600 usuarios diarios ha despertado interés entre los comercios y establecimientos situados en los alrededores. «Que venga gente a trabajar justo enfrente de tu negocio siempre es bueno, porque consigues nuevos clientes», comentaba el propietario de un bar próximo al flamante bloque de vidrio y acero.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Te ofrecemos todos los eventos de cada día: teatro, conciertos, exposiciones...
Vocento
SarenetRSS