Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

null

18.07.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
No pudo ser. La cima del Broad Peak deberá esperar. Las variables predicciones meteorológicas pakistanís y el cansancio fueron algunas de las razones por la que la expedición de Alberto Zerain no pudo alcanzar la cumbre ayer y sus integrantes ya recuperan fuerzas en el campo base. Sólo lo intentó el alavés, que se dio la vuelta a los 7.500 metros para reunirse con sus compañeros.
Le dolía la cabeza, no se encontraba bien. Consecuencias del cansancio, de una aclimatación incompleta. Sus compañeros, exhaustos tras alcanzar el campo 3, ya habían decidido la noche anterior que volverían al campo base. Sólo Zerain se fue hacia arriba. Lo hizo detrás de un grupo de ocho montañeros que había salido a las 3.30 horas. Salió a las 7.00 y les dio alcance, pero entonces se dio cuenta de que no estaba en las mejores condiciones y decidió volver.
Se encontró con sus compañeros, que ya habían comenzado a descender, en el campo 2 y todos juntos se dirigieron al campo base. Allí les aguardaba una noticia agridulce. Las predicciones, que anunciaban un frío infernal, hablaban ahora de varios días de buen tiempo. «Se te queda cara de tonto porque de haberlo sabido antes lo habríamos tomado con más calma y habríamos hecho cima», indica Aitor Las Hayas.
Ahora, tras algunos días de descanso, lo volverán a intentar entre los días 23 y 25. La duda es saber si Alberto Zerain atacará primero el Broad Peak o el K-2, pero en su mente sigue vigente la idea de hacer las dos cumbres.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS