Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Sociedad

'homeschooling'

"No ha quedado acreditado de forma clara que los menores puedan resultar gravemente perjudicados en un futuro en su formación educativa", advierte el Ministerio Fiscal
16.07.08 - 15:41 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La Fiscalía de Irún ha comunicado hoy el archivo de diligencias sobre el caso de Ketty Sánchez y Michael Branson, el matrimonio acusado por la Fiscalía de Menores del País Vasco de una conducta delictiva por ejercer su derecho a educar a sus hijos en casa, según ha informado en un comunicado la asociación HazteOir.org en un comunicado.
La asociación ha señalado que la fiscal de Irún, en su resolución, señala que "los hechos descritos no son constitutivos de infracción penal alguna", y añade que "el hecho de que educara los propios hijos en casa no está regulado legalmente, si bien tampoco existe ninguna figura penal que sancione tal conducta". "Por tanto, la no asistencia a un centro educativo oficial contraviene normas de carácter administrativo, pero no penal", ha aseverado.
El Ministerio Fiscal desestima la iniciativa de imputación de la Fiscalía de Menores e indica que "no ha quedado acreditado de forma clara que los menores puedan resultar gravemente perjudicados en un futuro en su formación educativa". "Más bien parece que éstos, por diversas razones, entre ellas algunas de tipo práctico, han decidido educar a sus hijos mediante un sistema de enseñanza no tradicional. Pero ello no implica automáticamente que estén dejando de cumplir los deberes inherentes a la patria potestad, sino que los están ejerciendo de una forma no reglada", señala la resolución.
El caso de la familia Branson-Sánchez trascendió a la opinión pública a finales de 2006, cuando la Fiscalía de Menores del País Vasco imputó a estos padres un "delito relacionado con menores", tipificado en el artículo 226 del Código Penal, por educar a sus cuatro hijos fuera del sistema educativo estatista. Los niños están matriculados en un colegio de educación a distancia de Estados Unidos, país del que es ciudadano el padre, Michael Branson, y reciben sus clases en la academia que los padres regentan en la Calle Mayor de Irún.
El matrimonio llevó su experiencia al Parlamento Vasco, donde comparecieron en el seno de la Comisión de Educación. Su caso despertó el interés por el 'homeschooling', una opción educativa "perfectamente integrada en sociedades con una larga tradición de reconocimiento y garantía de los derechos civiles", destaca HazteOir.org.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS