Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Economía

PRESIDENTE DEL TRIBUNAL VASCO DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA
Javier Berasategi: «No vamos contra Eroski, sino contra las leyes del Gobierno vasco que le protegen»
Mantiene que la posición de dominio de la cooperativa es la causa de los mayores precios en Euskadi

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Javier Berasategi: «No vamos contra Eroski, sino contra las leyes del Gobierno vasco que le protegen»
Javier Berasategi advierte de que el intervencionismo de la Administración «distorsiona» la competencia. / FERNANDO GÓMEZ
El nuevo presidente del Tribunal Vasco de Defensa de la Competencia (TVDC), Javier Berasategi, ha levantado una auténtica polvareda con sus primeras actuaciones. Primero puso a los sindicatos en pie de guerra al abrir una investigación para determinar si son la causa de que en el País Vasco los comercios no abran domingos y festivos. Luego responsabilizó a Eroski de que en Euskadi los precios de los alimentos hayan subido más que en el resto del Estado. Su teoría es que la cooperativa aprovecha su posición de dominio en la comunidad para cobrar más y engordar márgenes.
-Eroski se ha defendido con datos de todas las acusaciones que hizo en su comparecencia ante el Parlamento vasco. Asegura que ha contribuido a contener los precios en Euskadi.
-Para empezar quiero aclarar que mis críticas no iban contra ninguna empresa en concreto. Si el Tribunal observase una conducta anticompetitiva en una compañía, le abriría un expediente sancionador. Éste no es el caso. Lo que quise poner de manifiesto en mi comparecencia ante el Parlamento vasco es que existen unas restricciones legales establecidas por la Administración que impiden la entrada de nuevos operadores en el sector de la distribución. Estas barreras protegen y blindan a los que ya están en el mercado -en referencia a Eroski-.
-El Gobierno vasco justifica las medidas que ha adoptado para frenar la implantación de más grandes superficies con el argumento de que hay que proteger al pequeño comercio.
-Por esa misma razón habría que proteger a los transportistas autónomos que han creado un cártel en el puerto de Bilbao o a los abogados que compiten con los grandes bufetes. Creo que no es económicamente viable ni razonable favorecer a una empresa por el hecho de que sea pequeña. Es más, según tengo entendido, el sector de la distribución es el único en el que esto ocurre. En el Tribunal consideramos que es el consumidor, con su elección, el que debe determinar qué formatos salen adelante. Si la Administración interviene, crea distorsiones en la libre competencia.
Posición de dominio
-Pero usted apuntó directamente a Eroski cuando afirmó que la cooperativa podría estar aprovechando su posición de dominio para poner precios mayores.
-Insisto en que no se señaló a ninguna empresa en concreto. Lo que la teoría económica nos enseña es que en un mercado oligopolista en el que compiten pocas empresas los precios son más altos. Si a esta estructura se suman barreras legales que impiden la entrada de nuevos operadores, pues todavía peor.
-Eroski aportó datos en su defensa. Señaló, por ejemplo, que el aumento de precios de todos los alimentos que distribuye fue sólo del 2,6% frente al 7,3% que subieron de media en Euskadi.
-El Tribunal no va a entrar en una discusión sobre datos. Tan sólo se reafirma en los que expuso en su comparecencia, ya que proceden de fuentes como el Instituto Nacional de Estadística (INE) y la OCU. De acuerdo con sus informes, los precios de los alimentos han subido más en Euskadi, y tanto Bilbao como San Sebastián figuran año tras año como las ciudades más caras del Estado. Hay dos características que hacen diferente al mercado vasco de los demás: es el único en el que no se abre en domingos y festivos y, además, sólo en Euskadi y Navarra se da la circunstancia de que no está presente la enseña más dinámica del negocio, Mercadona. Estos datos nos llevan a la reflexión.
-Tras la respuesta de la cooperativa de Mondragón en el Parlamento, el PNV y EA cuestionaron su teoría. Rafa Larreina, de Eusko Alkartasuna, dijo que usted había dado «un salto al vacío».
-Si nos llaman a comparecer otra vez, iremos gustosamente a aclarar nuestros datos, que como he señalado son de fuentes externas y totalmente fiables. Pero insisto en que nuestro objetivo no era atacar a una empresa en concreto, sino señalar que hay una estructura de mercado que no es lo suficientemente competitiva por culpa de las barreras de la Administración. Las empresas están jugando dentro de las reglas del juego establecidas y lo que estamos criticando son esas reglas. No hay enfrentamiento ni animadversión con ninguna empresa en concreto.
-También se ha cuestionado su teoría de que abrir en domingos y festivos mejoraría la situación al ayudar a bajar los precios.
-Aquí hablamos del bienestar de los consumidores y podría darse el caso de que los consumidores prefieran pagar más a cambio de poder comprar en domingo. Pero tenemos la experiencia de otros países como Reino Unido donde se ha demostrado, con estudios exhaustivos, que la libertad de horarios redunda en mayor empleo, mayor productividad e incluso menores costes.
-Otro asunto polémico es la investigación que Competencia ha abierto a los sindicatos por su responsabilidad en el hecho de que Euskadi sea la única comunidad en la que los comercios no abren ningún domingo ni festivo. ¿Considera que las presiones sindicales son la causa de esta particularidad?
-En la comparecencia en el Parlamento quedó claro el papel que juega el derecho de la competencia en relación a la libertad sindical, que creo que son dos principios conciliables. La libertad sindical es muy amplia y el derecho de competencia sólo entra en juego cuando tenemos un acuerdo anticompetitivo en el que participan los sindicatos. El Tribunal de Defensa de la Competencia sancionó a una patronal y a un sindicato en Cantabria por pactar los precios de los servicios de ayuda a domicilio en un convenio colectivo.
-¿En qué fase está el expediente?
-Sólo se ha abierto una investigación, que es la fase anterior a la apertura de un expediente sancionador. Estamos recabando información y se ha solicitado a todos los agentes que podrían ayudar a determinar lo que está pa- sando: se ha pedido la colaboración de empresas, asociaciones de empresas y sindicatos, en un proceso de instrucción general.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS