Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Sociedad

CONSUMO
Tostadas de Carnaval
26.01.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Las tostadas y torrijas son postres muy difundidos y apreciados desde Carnaval hasta Semana Santa. Las dos se elaboran de modo muy diferente; mientras para las tostadas se utiliza como base la crema pastelera, en las otras se utiliza pan, y ambas comparten que se espolvorean con azúcar y canela después de fritas. Las tostadas de crema o leche frita se hacen, como decimos, con crema pastelera mucho más espesa que lo habitual; se le da un grosor de uno a dos centímetros, y se deja enfriar para poder sacar raciones rectangulares que se pasan por harina y huevo batido y fríen en aceite muy caliente. Luego se escurren sobre papel de cocina y endulzan generalmente con azúcar glasé, canela o miel rebajada. Las torrijas se hacen con pan de barra viejo o de un día para otro, los franceses las llaman de 'pain perdu', aunque algunos refinados las preparan con 'pan de brioche'.

Estas recetas son una costumbre antigua que se remonta a tiempos de los romanos. Apicius, cocinero en la Roma de los césares, dejó escritas algunas que son bastante parecidas a las que se preparan en nuestras casas, pastelerías y restaurantes. Se dice que las torrijas, como la Semana Santa, representan la vida y muerte de Jesús: el pan es el cuerpo de Cristo que muere, y la leche, los huevos y la fritura son los baños necesarios para que resucite, considerándolas postre divino.

En el País Vasco se utiliza más el término tostadas para referirse a las de crema de pan, y cada vez se elaboran más variedades vegetarianas que sustituyen a la leche de vaca por la soja, y el huevo por harinas leguminosas. De una u otra forma son un postre delicioso con el pan de la cocina mediterránea, rico en almidón y por ello alimento energético, proteínas de buena calidad que proceden del huevo y la leche, buenas vitaminas y minerales, el azúcar aporta calorías y la fritura mejor si se hace con aceite de oliva virgen rico en ácidos grasos monoinsaturados saludables. Pueden disfrutar las personas sanas de todas las edades y moderar su consumo quienes deben controlar el nivel de grasas y azúcar de su dieta.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS