Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Martes, 16 septiembre 2014

Política

JOKIN BILDARRATZ , PRESIDENTE DE EUDEL
«Tenemos que conseguir sacar a los violentos de la sociedad vasca»
Exige «clarificar» las competencias de los ayuntamientos y «dotarlas de recursos» económicos
22.09.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«Tenemos que conseguir sacar a los violentos de la sociedad vasca»
ACTIVO. Jokin Bildarratz, en su despacho en Bilbao. / IGNACIO PÉREZ
El nuevo presidente de la Asociación de Municipios Vascos (Eudel) y alcalde de Tolosa, Jokin Bildarratz -del PNV como su antecesor, Karmelo Sáinz de la Maza-, llegó el pasado jueves al cargo con la doble intención de propiciar la paz desde los ayuntamientos e impulsar la Ley Municipal para que se clarifiquen de una vez las competencias de los consistorios y éstos puedan participar en el reparto del dinero que ahora distribuye el Consejo Vasco de Finanzas.

-Eudel ha cumplido 25 años y muy pocos saben a qué se dedica.

-Tenemos 251 miembros y hay cantidad de temas que nos afectan a todos los municipios. Es Eudel, con su ejecutiva y los técnicos, la que negocia, pacta y acuerda en representación de estos ayuntamientos. Podemos tratar desde un convenio colectivo que afecta a más de 20.000 trabajadores, hasta discutir la Ley del Suelo, de Vivienda o Municipal. Lo que hace Eudel es aunar, y en la unión está nuestra fuerza. Tenemos una ventaja que no tiene el resto de instituciones, y es que nosotros primamos que haya un acuerdo entre todos los partidos porque defendemos los intereses de los ciudadanos, sabiendo que prácticamente todos los alcaldes tenemos los mismos problemas y lo único que nos diferencia es el número de habitantes.

-¿Cuál va a ser su primera decisión?

-Una consulta a cada Ayuntamiento para elaborar un plan rector de cara a los próximos cuatro años. Así conoceremos las necesidades que nos proponen los alcaldes. A partir de ahí habrá que hacer un esfuerzo para llegar a la ciudadanía, pero teniendo claro que somos un bastón para los consistorios. Somos la institución más cercana, la que conoce los problemas diarios de los ciudadanos y los que podemos defender mejor sus necesidades frente a otras instituciones.

-El proceso de elección de la nueva ejecutiva, con representantes del PNV, PSE y EA, aparentemente ha sido ejemplar, pero EB se ha quedado fuera con una candidatura propia, y PP y ANV tampoco están.

-La representación que tenemos tanto en la ejecutiva como en las territoriales son acordes con los resultados electorales obtenidos. EB no está, pero trabajaremos con ellos. En la asamblea hubo un representante de Lizartza (PP) y también tendremos una actitud positiva hacia ANV para buscar espacios comunes.

-¿Echa de menos este grado de consenso en otras instituciones?

-Los problemas en la política surgen cuando hablamos de ideas, y en los ayuntamientos predomina la gestión. Eudel es un ejemplo a seguir. La división y falta de comunicación muchas veces lleva a que la gestión se embarranque.

-Una de las demandas de Eudel es lograr mayor autonomía municipal. ¿Cómo piensa conseguirla?

-Nosotros planteamos tener el mayor protagonismo posible en todo aquello que afecta directamente al ciudadano, como es la vivienda, los asuntos sociales, el trabajo o la inmigración. Hay que clarificar las competencias de los ayuntamientos y dotarlas de recursos.

Acuerdo entre partidos

-¿Y la Ley Municipal para cuándo?

-Éste es un momento ideal para impulsarla. Dos factores explican que hasta ahora no se haya promulgado: la fragmentación política y que en estos momentos en todas las instituciones todavía hay dinero. Con lo cual, no es lo que más apremia. Pero los ayuntamientos estamos cubriendo un 30% de compromisos que no son nuestros, lo que tiene una incidencia económica. De ahí que pidamos una clarificación. Vamos a trabajar un modelo de Ley Municipal, también lo hace el Gobierno vasco, pero queremos ir de la mano y hacer nuestras propias reflexiones. Es un tema complejo, sobre todo la financiación, porque ahí interviene desde el Consejo Vasco de Finanzas hasta las consecuencias que puede tener para la Ley de Territorios Históricos. Hace falta una reflexión pausada pero continua. Mi compromiso es poner esto en marcha. Urge sacar la Ley Municipal adelante. Por eso, Eudel tiene que protagonizar un acuerdo entre los partidos y las instituciones.

-¿Esta ley clarificaría las competencias municipales que reclaman?

-Sin duda. Las competencias y quién se responsabiliza de ellas. De esta manera, se evitará que competencias que no son nuestras las acabemos asumiendo, porque el ciudadano toca la puerta. Y aquí podemos hablar de euskaltegis, de financiar inversiones de centros escolares, para guarderías, etcétera.

-En su discurso de investidura dijo que aspiraba a tener una participación directa en el Consejo Vasco de Finanzas.

-Nadie duda de que debemos tener espacio en donde se discute sobre los criterios de reparto del dinero. Habrá que ver si se incluye en la Ley Municipal, de lo contrario habrá que anticiparse a ella. Nadie entiende que los ayuntamientos no estén en el órgano donde se distribuyen las responsabilidades, los cometidos y el dinero para llevarlos adelante.

-Con la Ley del Suelo, Eudel tuvo que dar prácticamente un golpe en la mesa para que se les atendiera.

-Y si hace falta daremos dos, aunque aquello ya se canalizó. Queremos ser partícipes con todas las instituciones implicadas en aquello que pueda mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. En el momento en que no tengan en cuenta los intereses de los ayuntamientos, nos tendrán enfrente.

-El TAV supone una 'patata caliente' en algunos municipios.

-Es un proyecto que tiene que ir adelante por acuerdo mayoritario de las fuerzas políticas. Tenemos que pedir al Gobierno que cuide bien a los ciudadanos afectados y a los municipios en materia medioambiental.

-En su primera comparecencia hizo una defensa encendida de los 562 electos amenazados en Euskadi.

-He impulsado un documento para elaborar un estatuto del político en el ámbito municipal. Recoge elementos que permitirán facilitar la labor de estos concejales y alcaldes, además de que continuamente sientan que estamos cerca.

-¿Qué lectura hace de lo sucedido en Ondarroa, Mendexa o Lizartza?

-Somos una asociación de municipios y ésos están legalmente constituidos, por lo que les trataremos como al resto. Se dan situaciones difíciles en ésos y otros ayuntamientos, pero atenderemos a todos por igual. En todas las corporaciones debería haber la mayor pluralidad posible para que todo el mundo pueda sentir identificadas y representadas sus ideas en el Consistorio.

-¿Va a hacer alguna recomendación sobre la polémica de las banderas?

-Este tema me ha recordado a la década de los ochenta y me ha entrado mucha tristeza. Nuestro objetivo es el interés del ciudadano y no buscarle problemas.

-Su Ayuntamiento ha participado en Konpondu, el foro de pacificación promovido por el Gobierno vasco.

-El diálogo es el mejor recurso que tenemos para gobernar en paz. Ha participado gente que ideológicamente está en las antípodas, pero si se consigue el rechazo más absoluto a la coacción puede ser un elemento importante para ayudar a sacar de la sociedad y del debate a los violentos y que se les vea como algo extraño. Yo comparto con el lehendakari su reflexión de que el final de la violencia es irreversible, porque entre todos tenemos que conseguir sacar a estos elementos de la sociedad y de la normalidad.
Vocento
SarenetRSS