Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Más deporte

MAS DEPORTE
Las desconexiones del líder ruso
Denis Menchov sólo compite para ganar. En caso contrario se desentiende de la carrera
10.09.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Las desconexiones del líder ruso
AMBICIOSO. El ruso Menchov sólo corre para vencer. / REUTERS
Al poco de fichar por el Banesto amateur, Denis Menchov comenzó a chapotear el castellano. Aún se recuerdan bien sus primeras palabras: «Me la suda». Se convirtió en su estribillo personal.

Ahora ha ampliado su repertorio: «No tenía sentido seguir en el Tour. Ya no había opción y había hecho mi trabajo. No me quedaba más que hacer allí. No me aportaba nada llegar a París». Así se desconectó Menchov de la última Grande Boucle. De repente. Justo en la primera etapa tras la expulsión de su líder, de Rasmussen, del maillot amarillo. «Esa noche, cuando sucedió todo, les dije a los directores que yo me quería ir. Me pidieron que estuviese en la salida como un gesto de apoyo al equipo». Lo hizo. Y se retiró al llegar al avituallamiento. «Así podía descansar para preparar la Vuelta». Matemáticas de la fisiología. Economía de gasto. Menchov se apaga y se enciende. En su vocabulario ciclista sólo hay un verbo que merece ser conjugado: 'ganar'. O eso o apagón mental.

La Vuelta a España tiene buen recuerdo de este ciclista de corriente alterna. Fue en 2005. Menchov era el líder, el dueño. Sin respuesta. Heras, con las rodillas grapadas, no podía con él. Con el ruso gélido, inmóvil. Pedazo de hielo. Así fue hasta que, paradójicamente, a Menchov le traicionó el frío. Su origen y su patíbulo. Camino del final de la etapa en Pajares, la lluvia castigaba el ascenso a la Colladiella. Bufanda gris. Niebla. Piel blanca, congestionada. Hacía frío fuera y dentro. Dentro de Menchov. El ciclista más calmado. El más seguro de sí mismo. Heras y él cruzaron juntos la cima del puerto. El bejarano apretó dientes y piernas, y se colgó de la primera curva. Menchov no. Tranquilo. Irguió la espalda y se entretuvo con la cremallera del chubasquero. Concedió media curva a su rival. Tranquilo. No le vio más.

Menchov nada sabía de la conversación que unos kilómetros por delante mantenían una aldeana y un par de ciclistas. Vicioso y Caruso. «¿Les traigo una manta?», ofreció la mujer al verles parados en la cuneta. Humeando. Gatos mojados. Los dos estaban esperando a su jefe, a Heras, que bajaba desbocado. Los tres compartían un secreto: habían visto a Menchov desinflar sus ruedas para evitar así riesgos en el descenso. Menos peligro, pero menos velocidad. La manta les duró poco a Caruso y Vicioso. Por allí venía Heras y 200 metros detrás un ruso inperturbable. Cuando Heras se juntó con los suyos, la Vuelta pasó a sus manos. Menchov despertó tarde. Y desconectó. Arrancó el enchufe. Desde ese día, en el Rabobank pasaron horas convenciéndole para que terminara la Vuelta. Al fin y al cabo, era el segundo de la general. En esa plaza llegó a Madrid. Era septiembre. En noviembre la ganó: por el positivo de Heras.

«Para resarcirme»

«Denis tiene esa mentalidad. Está en esto para ganar», coinciden quienes le conocen. Él lo confirma: «Este año no he conseguido mis objetivos, ni en el Tour ni en el resto de la temporada. Sólo he ganado una etapa -en la Volta-. Por eso he venido a la Vuelta para resarcirme». Pidió correrla. Cambió sus planes en aquel avituallamiento del Tour. Apagó la ronda gala y encenció la española. De la Grande Boucle salió frustrado, amargado. Con Dekker y Boogerd, se había entregado a la defensa de Rasmussen. Y habían vencido. El Tour ya era suyo. Hasta que el propio Rabobank decidió expulsar al líder danés por sortear controles antidopaje previos a la carrera. «Fue algo muy fuerte. Inexplicable». De eso apenas habla.

En el Rabobank han impuesto la ley del silencio. Un antiguo superintendente de la Policía Regional de Utrecht, Peter Volgelzang, dirige una investigación interna sobre el 'caso Rasmussen'. Un ciclista que no ha dado positivo, que superó sin problemas todos los controles. Que, al parecer, mintió sobre su lugar de residencia para esquivar los controles de la UCI. Mientras, el Rabobank se consuela con Menchov en la Vuelta. Sólo tiene que hacer una cosa: mantener al ruso encendido. Evitar que 'se la sude'.
20Km Bilbao 2016, destino running: 7 razones para venir a correr a la Carrera de la Ría
La primera edición de este evento gastronómico-deportivo, organizado por EL CORREO y a disputar entre el 16 y 18 de septiembre, tiene todos los ingredientes para convertirlo en tu próximo destino turístico, y en el que, al mismo tiempo, tienes la opción de calzarte las zapatillas de running ¡Inscríb
La «Carrera de los Boquerones» 2016, la prueba de corta distancia del Maratón de Málaga 2016
Esta prueba oficial de cinco kilómetros se correrá el mismo día del maratón y compartirá parte de su recorrido urbano sobre asfalto con línea de salida y llegada en el mismo lugar. El cupo de participantes está fijado en 3.000 corredores populares
Colonias de verano de triatlón, una actividad que despunta entre los jóvenes deportistas de Euskadi y Navarra
A través de la iniciativa Nik Tri, durante este verano un total de 132 jóvenes, de 9 a 16 años, no se perderán las colonias de triatlón, lo que supone un incremento exponencial en las inscripciones
Tenemos fecha confirmada para el segundo Training Day de la 20Km Bilbao
Esta segunda convocatoria de entrenamientos exclusivos de la cita bilbaína, del 18 de septiembre, volverá a tener a Imanol Loizaga como coach, tendrás la oportunidad de conocer parte del recorrido, llevarte camiseta y disfrutar de una refrescante sorpresa final
Bruno Hortelano saldrá en la tercera semifinal, pegado a Justin Gatlin
La segunda mejor de toda la primera ronda, ha concedido al plusmarquista español una de las calles centrales, por donde salen los mejores, desde donde se aprecia en cada momento la posición real con respecto a los adversarios
Orlando Ortega, medalla de plata en los 110 metros vallas en Río 2016
El atleta cubano, nacionalizado español, devuelve a España al medallero olímpico doce años después de los Juegos de Atenas de 2004
Bruno Hortelano, nuevo récord de España en Río 2016: \
El velocista español sigue hanciendo historia con su clasificación clasificado para las semifinales olímpicas de los 200 metros con una marca de 20.12, superando a Yohan Blake en la primera ronda clasificatoria
Sergio Fernández bate el récord de España más longevo del atletismo español
El pamplonés, subcampeón de Europa de 400 metros vallas, borró de las listas el récord más viejo de España con un tiempo de 48.85 en la primera semifinal olímpica de 400 metros en manos de José Alonso Valero(49.00) desde 1987
Mo Farah se cuelga la medalla de oro en los 10.000 metros con otro de sus grandes remates
El atleta británcio, campeón de 5.000 y 10.000 de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, está en Río para intentar de repetir su proeza.
Usain Bolt agranda su leyenda con su tercer oro olímpico en 100 metros
Con once títulos mundiales a sus espaldas, el atleta jamaicano a siete su colección de medallas olímpicas y logra el primero de los tres objetivos que se ha propuesto en los Juegos de Río. Ahora le quedan los 200 metros y el relevo 4x100 para rematar su triple-triple olímpico
Vocento
SarenetRSS