Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Más Actualidad

CARTAS AL DIRECTOR
Jesús y la carne
13.08.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
A raíz del reportaje titulado 'Historia de una chuleta' ha habido algunas réplicas en esta sección en las que se cuestionaba la base histórica de la afirmación de que Jesús de Nazaret fue vegetariano. Por esto, me permito dar luz en este tema, ya que para conocer lo que Jesús enseñó sobre el amor a los animales y la alimentación sin carne nos ayudaría saber cómo lo cumplieron sus apóstoles y discípulos. Algunos textos antiguos, no acogidos en el canon de la Biblia, nos dicen lo siguiente al respecto: Según San Pedro, «yo vivo de pan y olivas, a las que sólo en ocasiones añado alguna verdura» (Homilías clementinas XII, 6; rec.VII, 6); en San Pablo, «Jesús me ordenó que no comiera ninguna carne ni bebiera ningún vino, sino sólo pan, agua y frutos, para que me halle puro cuando quiera hablar conmigo» (Toledoth Jesch. Edición Krauss).

Hace 1.600 años, San Jerónimo realizó la primera traducción completa (al latín) de la Biblia. Que Jerónimo conocía bien el amor de Jesús por los animales, lo demuestra claramente la siguiente cita: «Jesucristo, que apareció cuando se cumplió el tiempo, volvió a unir el final con el principio, de manera que ya no nos está permitido comer más carne» (Jerónimo (331-420- Adversus Jovinanum 1,30). Mucho de lo que enseñó Jesús de Nazaret no fue incluido en los textos 'sagrados', y permaneció oculto en escritos apócrifos que ahora por suerte vuelven a ver la luz.
Vocento
SarenetRSS