El Ayuntamiento de Bilbao prohíbe la venta ambulante de megáfonos

La Policía Municipal requisará todos los artículos por tratarse de "generadores de ruido y molestias"

EUROPA PRESS |BILBAO
Imagen de las fiestas de la Blanca en Vitoria en la que unas chicas utilizan un megáfono. / Nuria González/
Imagen de las fiestas de la Blanca en Vitoria en la que unas chicas utilizan un megáfono. / Nuria González

El Ayuntamiento de Bilbao ha advertido hoy que la venta de megáfonos está "totalmente prohibida" y ha recordado que la Policía Municipal requisará del mercado todos los artículos de este tipo. Además, ha señalado que los megáfonos son "generadores de ruido y molestias" y que "no cuentan con la debida autorización" para venderse.

Según informaron desde el Consistorio en un comunicado, durante la celebración de las fiestas patronales se ha observado que el artículo "se ha convertido en el producto estrella de este verano en los puestos de venta ambulante". El aparato en cuestión es un megáfono de pequeño tamaño que se vende como un juguete y que resulta "especialmente perjudicial y molesto por emitir sonidos como los de los vehículos de emergencia y amplificar la voz hasta límites desagradables", ha explicado.

Por su perjuicio al medio ambiente, generando ruido y molestias que podrían considerarse como contaminación acústica, el Ayuntamiento ha prohibido su venta y hace un llamamiento a los vendedores, "para que no hagan acopio de este tipo de producto", y a posibles compradores, "para que eviten su adquisición". De este mismo modo, el Ayuntamiento de Bilbao ha recordado que toda venta ambulante que no cuente con la pertinente autorización municipal está prohibida. Además, la Ordenanza al respecto tiene también en cuenta la propia naturaleza de los productos vendidos y el perjuicio concreto que ocasione cada uno.

Venta ilegal

De este modo, ha resaltado que la venta ambulante ilegal, "que se ha venido incrementando de forma clamorosa durante los últimos tiempos", supone "un claro perjuicio para aquellos comerciantes debidamente instalados y en posesión de las licencias oportunas, que ven mermadas sus ventas, así como el acceso a los establecimientos y vistas de sus escaparates".

Asimismo, ha señalado que existen otro tipo de problemáticas que tienen su causa en la actividad de venta ambulante sin permiso, como que al tratarse de una actividad que se escapa de todo control administrativo, hay una inexistente protección de la salud y seguridad de los consumidores.

Además, ha lamentado que esta vulnera los derechos de los consumidores, al no poder recibir una información correcta sobre los bienes y productos que se ofertan. En muchos casos esto se convierte en "un cauce para la distribución y venta de productos ilegales, falsificados y fraudulentos, vulnerándose por tanto los derechos de propiedad industrial e intelectual", ha advertido.

Por último, ha denunciado que, en ocasiones, la venta ilegal, al tratarse de una actividad incluida en una economía sumergida, puede hacer posible la explotación laboral.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos