Lunes, 23 de octubre de 2006
Registro Hemeroteca

en

POLÍTICA

Publicado: 17:54

ALTO EL FUEGO PERMANENTE
ETA cree necesario conformar la mesa de partidos para dar pasos en el proceso de paz
PSE, Batasuna y PNV trabajan en un texto con metodología y temas para la mesa, entre ellos, derecho a decidir, territorialidad y consulta
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

La banda terrorista ETA no prevé dar pasos significativos en el proceso de paz hasta que no esté amarrada la mesa de partidos en las conversaciones políticas que está manteniendo Batasuna con PSE y PNV. Precisamente los encuentros para avanzar en el plano político se han intensificado en el último mes y medio, en los que se está perfilando un documento que incluya metodología y agenda de temas a tratar en esa futura mesa, según las fuentes consultadas por Europa Press. Esta agenda incluiría cuestiones como el derecho a decidir, la territorialidad y la fórmula de consulta, entre otros asuntos.
La organización terrorista, que según la propuesta de Anoeta, se limitará a negociar con el Ejecutivo cuestiones relativas al abandono de las armas y a los presos de la banda, no quiere dar pasos en esta dirección hasta ver desatascados otros aspectos del plano político. Así se lo ha hecho llegar al Ejecutivo. La decisión de la banda ha propiciado que hasta ahora, la reunión formal con los enviados del Gobierno se fuera retrasando.
En este contexto, los representantes del PSE y del PNV han intensificado los contactos en las últimas semanas, con el fin de lograr un documento de mínimos, aunque algunas fuentes hablan de dos, uno con la metodología de la negociación y otro con la agenda de asuntos a tratar. En cualquier caso, todas las fuentes consultadas coinciden en que estos dos aspectos deben estar recogidos ya sea en uno o en dos textos.
Además, hay otro elemento que está distorsionando los avances en la constitución de esta mesa y es la ilegalización de Batasuna. La negativa de éstos a registrarse con otra nueva marca y nuevos estatutos está dificultando la constitución pública de esta mesa política, ya que los socialistas y el Gobierno sostienen que sólo cuando Batasuna sea legal se podrá constituir.
Problemas de plazos
De momento, las partes son conscientes de que el límite temporal para alcanzar un preacuerdo sobre la mesa debería ser el mes de diciembre, ya que a partir de enero todo el escenario político estará más distorsionado por el inicio de la precampaña de las municipales y autonómicas. No obstante, algunas fuentes conocedoras de las negociaciones matizan que si se llega a mayo sin una Batasuna legalizada, el proceso se encontraría en una situación muy precaria.
En cualquier caso, en estas conversaciones que se están produciendo ahora para crear la mesa se está llevando a cabo ya un amplio intercambio de propuestas entre Batasuna, el PSE y el PNV en relación a la metodología y la agenda de temas.
Sobre el primero de estos asuntos, se ha planteado un mecanismo de toma de decisiones en el que no prime un bloque sobre otro, es decir, los nacionalistas sobre los no nacionalistas, sino que se adopten por una mayoría cualificada, en el que prime el "principio de consentimiento" para no imponer y no obstaculizar. Varias de las fuentes consultadas señalan que hay una voluntad de todas las partes para que en los pactos que se logren tenga que estar siempre el partido que gobierne en España. En cuanto a la presidencia de la mesa, se plantea que sea rotatoria y una de las fórmulas es que la conformen dos o tres personas de manera colegiada.
La agenda de temas que se abordarían en la mesa de partidos, que aún no está cerrada, es amplia aunque hay tres ejes básicos que son el derecho a decidir, la territorialidad y la fórmula de la consulta. A estos se añaden otras cuestiones planteadas por algunas partes como las relaciones entre Euskadi y España, el concierto económico y el encaje de Euskadi en Europa.
Algunos de los consultados apuntan también que se está trabajando en una especie de preámbulo o introducción del documento en el que se apunte el sentido del derecho a decidir, sin hacer tampoco una definición cerrada, pero sí ir trazando un perfil de este asunto que pueda ser asumible tanto por la izquierda abertzale como por los socialistas. Pero estos últimos mantenien serias reticencias con esta cuestión.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master El Correo