Tus relojes digitales se retrasan seis minutos por la guerra energética entre Kosovo y Serbia

Tus relojes digitales se retrasan seis minutos por la guerra energética entre Kosovo y Serbia

Afecta a los relojes de los aparatos conectados a la red eléctrica, como los hornos microondas o las radios despertador

ELCORREO.COM

¿Has notado algo raro en tu relojes digitales? ¿Has llegado tarde a alguna cita o tu comida no se ha cocinado como siempre? Pues debes saber que se retrasan seis minutos. La razón seguró que te deja perplejo. Y es que la red eléctrica europea sufre desde mediados de enero un problema de alimentación debido a la guerra energética entre Kosovo y Serbia que afecta a la distribución de corriente en 25 países, ha desvelado la ENTSO-E, la organización que reúne a los operadores de red en Europa.

Esta insuficiente alimentación, inusualmente larga, causa retrasos en los relojes de los aparatos conectados a la red eléctrica, como los hornos microondas o las radios despertador, como se ha observado en varios países europeos.

Concretamente, la frecuencia eléctrica de 50 hercios, que permite a la red interconectada funcionar correctamente, ya no se respeta. La media registrada desde mediados de enero es de 49,996 hercios, según la Red Europea de Gestores de Redes de Transporte de Electricidad (ENTSO-E). No existen riesgos en términos de seguridad del suministro, pero la calidad de la frecuencia sufre por este problema de alimentación.

Los relojes de los aparatos eléctricos que no se han modificado desde mediados de enero muestran actualmente un retraso de unos seis minutos, apunta la ENTSO-E.

Según una fuente próxima al caso, el litigo se centraría en la alimentación eléctrica de uno de los enclaves serbios de Kosovo, territorio cuya independencia no reconoce Serbia desde 2008 y cuyo acceso a la red pasa por Belgrado.

Veinticinco de los 36 países europeos socios de la ENTSO-E están vinculados a esta red interconectada de líneas de alta tensión que funcionan sincrónicamente.

La empresa serbia de transporte de electricidad EMS admitió la falta de 113 de gigavatios hora (GWh) de electricidad en la red común durante este período, acusando al operador kosovar KOSTT de haberse beneficiado de manera "ilícita" de cantidades por encima de lo "acordado".

Al ser responsable de la zona de Kosovo, EMS afirmó que desplegó todos los esfuerzos para poner fin a esta situación, precisando que el operador kosovar empezó a respetar de nuevo las reglas del juego desde el 3 de marzo.

En Pristina, el director adjunto de KOSTT, Kadri Kadriu, explicó, por su parte, el problema por el suministro eléctrico no facturado del norte de Kosovo, una zona habitada por unos 40.000 serbios y que escapa al control de las autoridades kosovares.

Kosovo se separó de Serbia en 2008 y ambos estados quieren entrar en la Unión Europea, pero Bruselas urge a ambos países a normalizar sus relaciones para entrar al club comunitario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos