Qué es Musical.ly y por qué hay menores haciendo negocio en esta red social

Musical.ly /Web
Musical.ly / Web

Las empresas intentan llegar a los más jóvenes a través de esta plataforma en la que se comparten minivídeos musicales

SARA BORONDO

Los más jóvenes no ven la televisión ni están en redes sociales como Twitter o Facebook, de forma que las empresas que buscan en ellos compradores de sus productos se desesperan intentando alcanzarles. Esos chicos de entre 10 y 18 años están en otras redes como Instagram, Youtube o Musical.ly, una app para móviles en la que los usuarios comparten minivídeos musicales, creados con la misma app añadiendo efectos visuales (cámara rápida o lenta) y sonoros.

Esta app ha despertado polémica en los últimos días ya que los menores pueden utilizarla para ganar dinero a espaldas de sus padres. Todo surgió a raíz de un hilo en Twitter de Alejandro Rivas (@marasfero), fundador de MarcaSfera, una agencia de publicidad especializada en campañas en social media) en el que exponía un caso sucedido hace dos años. Una empresa accedió a pagar a un chico de 12 años por un vídeo promocional en su cuenta de Musical.ly sin que sus padres lo supiesen, aunque los tutores de un menor deben firmar el consentimiento.

Rivas indicaba en el hilo que hay varios chavales en la red social que tienen su propio listado de precios para este tipo de campañas publicitarias e incluso algunos cuentan con representante. En el caso que comentaba Rivas, lo llevaba todo el chico sin que sus padres lo supiesen; cobraba por Paypal y pensaban que todo lo que compraba con el dinero que conseguía eran regalos de las empresas, como reconocimiento a su popularidad en internet. No hay que olvidar que algunas de estas cuentas tienen cientos de miles de seguidores.

Rivas explicó en otro hilo que, aunque la empresa quería llevar a cabo la acción con el chaval a toda costa, él decidió no hacerlo y cumplir la ley. No obstante, el «contrato» sale adelante en la mayoría de ocasiones, incumpliéndose la obligación del conocimiento paterno. El crío gana ese dinero en negro; no es declarado ni se cotiza por él. En el caso que denunciaba Rivas, el chaval tenía 200.000 seguidores en Instagram, además de los de Musical.ly, ya que es habitual que los usuarios conecten el contenido de ambas redes.

Musical.ly no permite crear una cuenta a menores de 13 años, y la propia web de la app informa de que hay opciones de control parental en los móviles iOS y Android o cómo hacer que una cuenta sea privada, pero los nativos digitales llevan ventaja a sus padres en el uso de las nuevas tecnologías y en muchas ocasiones son ellos los que enseñan a sus progenitores a usarlas, algo impensable hace unos años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos