internet en casa

La conexión de Internet en casa resiste frente a los datos móviles

La conexión de Internet en casa resiste frente a los datos móviles

Aumenta el número de hogares con todos los servicios de telecomunicaciones disponibles

La sociedad española se encuentra cada vez más conectada a la red. Atendiendo a los datos ofrecidos por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, en el segundo trimestre de 2017 ya se percibía la progresión de los hogares con conexión a Internet. Casi 9 de cada 10 hogares ya disponen de acceso a la red de redes, donde la tecnología FTTH alcanza un 44% de cuota.

Este porcentaje revela que los españoles todavía priorizan la conexión a Internet en casa a la utilización de datos móviles. Los datos del mismo estudio de la CNMC revelan que un 94,1% de la población española disponen de teléfono móvil. Aunque no todos ellos estén provistos de conexión a Internet, esta cifra confirma que no alcanza el mismo número de usuarios que se conectan a Internet desde el hogar.

Actualmente, las compañías de telecomunicaciones comercializan distintos paquetes de Internet, dependiendo de si se trata de una conexión fija o móvil. En el acceso a Internet desde el hogar, se encuentran disponibles ofertas ADSL y VDSL, que pueden alcanzar entre 20Mb o 30Mb de máxima velocidad.

La opción de fibra óptica ha ganado mucho peso a lo largo de 2017. Al incremento del número de clientes con este tipo de conexión, se ha sumado la ampliación de la velocidad de este servicio. Si a principios del 2017 se comercializaban paquetes que incluían 300 Mb simétricos –expresión que hace referencia a la misma velocidad de carga que de descarga-, 2018 ha arrancado con varias compañías comercializando fibra óptica de hasta 1 GB.

Este salto cualitativo en la velocidad de la fibra óptica hace creer que seguirá ganando el pulso a la conexión de datos móviles. Aunque se han popularizado los planes de conexión 4G, esta tecnología no garantiza un acceso estable tan veloz ni tan estable como ofrece la fibra óptica. De hecho, en 2017 incrementó el número de clientes que se migraron de una conexión ADSL a la fibra óptica, ya que en términos absolutos se redujo entorno a unos 11 puntos porcentuales.

Algunas compañías de telecomunicaciones especializadas en las líneas móviles intentan competir contra la conexión a Internet desde el hogar ofreciendo un atractivo número de datos móviles. Las ofertas que proporcionan una mayor cantidad de datos se cifran actualmente alrededor de los 25 GB mensuales. Otras empresas están preparando un importante salto, similar al que experimentó la fibra óptica, para empezar a comercializar con bonos de datos que alcanzan la friolera de 200GB mensuales. Una desorbitante cifra que seguramente dará mucho que hablar entre los consumidores que no están convencidos con su conexión a Internet desde el hogar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos