STARTINNOVA

El examen de los mentores

Los alumnos de Azkorri junto a Cayetana Arri, Rubén Elortegui y Elena Larburu. /:: PEDRO URRESTI
Los alumnos de Azkorri junto a Cayetana Arri, Rubén Elortegui y Elena Larburu. / :: PEDRO URRESTI

Los participantes de STARTInnova presentan sus ideas a los ayuntamientos de Barakaldo y Getxo

Esto es casi un ensayo general. Con la idea de negocio ya definida, los estudiantes participantes en la quinta edición de STARTInnova pasan sus primeros nervios presentando sus propuestas ante las instituciones y empresas mentoras de esta iniciativa de EL CORREO para fomentar el espíritu emprendedor entre alumnos de Bachillerato y FP. Dentro de poco les tocará hacerlo ante el jurado del concurso y ahí no se encontrarán con la colaboración de la alcaldesa de Barakaldo, Amaia del Campo, y la técnico de Getxolan Elena Larburu, que, libreta en mano, no han dudado en sugerir mejoras en todos los proyectos.

Los participantes del Instituto Cruces.
Los participantes del Instituto Cruces. / :: MANUEL CECILIO

Del Campo se reunió con los grupos de segundo de Bachillerato de los institutos de Cruces y Beurko. Las chicas que representan al primero propondrán dos proyectos. Por un lado, Fátima, Garbiñe e Irene han pensado en ayudar a conciliar vida familiar y laboral pidiendo a las empresas que les permitan adaptar en sus sedes algún espacio dedicado al cuidado de los hijos de los empleados. "No sería una guardería al uso, sino que permitiríamos que los niños vinieran incluso una tarde suelta porque los padres tengan que salir más tarde o les haya fallado quien se ocupe habitualmente de los hijos", explicaron bajo la atenta mirada de su tutora, Honesti García, y la jefa de estudios, Ana Mendizabal. Además, añadieron, "es un servicio que podría ofrecerse también en algunos restaurantes, donde los días que se celebren bodas los pequeñajos estarían atendidos –y entretenidos– sin alborotar la celebración".

Por otra parte, Iraitz, Helena y Janire participan con una ortopedia que permite a sus clientes alquilar desde muletas hasta camas articuladas o sillas de ruedas. "Puedes solicitarlas para toda la convalecencia o sólo para los días que te hagan falta hasta que algún familiar o amigo te preste otras muletas, por ejemplo", subrayaron. La empresa se ocuparía tanto de su mantenimiento como de su entrega a domicilio.

Amaia del Campo con los alumnos dei Instituto Beurko.
Amaia del Campo con los alumnos dei Instituto Beurko. / :: B. AGUDO

Acercar los comercios locales

En Beurko, los primeros en presentar su idea fueron Oier, Eder, Ainhoa y Aintzane, que con la tutela de Mikel Barba han preparado un proyecto que propone el desarrollo de una aplicación para móviles que acercaría los comercios locales a los vecinos de Barakaldo. "Queremos que la usen para que les pongan al día de sus promociones, les ofrezcan cupones o les informe de eventos, y así nos animen a todos a consumir en los negocios que tenemos más cerca", explicaron. Además, añadieron, también podrían emplearla asociaciones culturales o deportivas para relacionarse con sus miembros.

Les siguieron sus compañeros Cristina, Mireia, Mikel y Eneko, quienes, tirando también de móvil, mostraron cómo la realidad aumentada puede enriquecer las rutas turísticas por la localidad. "La idea es que, al llegar a lugares previamente establecidos, el turista que cuente con la app pueda superponer en su propio teléfono una imagen actual con otra antigua de esa misma localización", detallaron, a la vez que el power point proyectaba los montajes fotográficos que habían preparado.

Mientras en el Colegio Azkorri, la técnico del Servicio de Promoción Económica y Empleo del Ayuntamiento de Getxo y la consultora especializada en emprendimiento Cayetana Arri explicaban a los 14 participantes de primero de Bachillerato tutorizados por el jefe de estudios, Rubén Elortegui, cómo ordenar sus ideas antes de realizar la presentación. Y con las cosas más o menos claras, llegaban a la tarima Olaia, Víctor, Marta y Guillermo con su propuesta de organizar una red de espacios "infrautilizados en colegios o polideportivos que los jóvenes podrían solicitar para reunirse bajo la supervisión de monitores".

Tras ellos, Naroa, Lucía y Mikelats dirigieron su mirada hacía las personas mayores que viven solas, para los que su empresa organizaría "actividades que les ayuden a mantener o reactivar su vida social en función de sus gustos". También la propuesta de Borja, Unai, María y Tomás quiere mejorar la sociabilidad, aunque en este caso la de los más pequeños de la casa. Ellos quieren desarrollar una consultora especializada en prevenir la adicción al móvil y "concienciar a los padres de usar la tablet para hacer callar a los niños tiene sus peligros". Finalmente, Javier, Iciar y Markel hablaron de su app para facilitar el contacto a quienes buscan trabajo, especialmente a profesores de idiomas, con sus posible clientes.

Pie foto: Los alumnos de Azkorri junto a Cayetana Arri, Rubén Elortegui y Elena Larburu. :: Pedro urresti

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos