El Correo

Chavales con proyectos muy adultos

Familiares y amigos, además de representantes institucionales y empresariales, acompañaron a los finalistas en la entrega de premios.
Familiares y amigos, además de representantes institucionales y empresariales, acompañaron a los finalistas en la entrega de premios. / FERNANDO GÓMEZ
  • El Centro de Formación Somorrostro de Muskiz y al Azkorri Ikastetxea de Getxo ganan el concurso de ideas de EL CORREO

Bilbao. La de este año ha sido una final especial para los 41 estudiantes que han participado en la cuarta edición de STARTInnova. Esta iniciativa puesta en marcha por EL CORREO para avivar el espíritu emprendedor entre el alumnado de colegios, institutos y centros de FP, guardaba una sorpresa para los ganadores: la oportunidad de presentar, en octubre, su idea de negocio ante inversores "de verdad". Tan de verdad como pueden llegar a ser los diez proyectos finalistas. Ese potencial, "que no desmerece al de algunos presentados por adultos", fue el mensaje subrayado durante la entrega de premios tanto por los patrocinadores del programa –Gobierno vasco, Ayuntamiento de Bilbao y Banco Sabadell–, como por las entidades colaboradoras –UPV/EHU y Tknika– y los ayuntamientos de Barakaldo y Getxo, la Fundación Michelin y Lurpelan, que han actuado como mentores de los estudiantes durante el proceso.

Después de bastantes nervios y con el anuncio –a goteo, para mayor suspense– de los quintos, cuartos, terceros y por fin, segundos premios, al cabo de una hora se terminó la intriga. Por descarte, las medallas de oro de este año se iban al Centro de Formación Somorrostro de Muskiz, por un proyecto para fabricar coches para recintos, y al Azkorri Ikastetxea de Getxo, por un refugio para mascotas abandonas. Ambos son ya veteranos del programa y casi fijos en las porras de ganadores. Luz Laza, profesora del primero, es la tercera vez que tutoriza a un equipo vencedor, y Rubén Elórtegui es ya la segunda que escucha el nombre de todos los centros antes que el del suyo. El último pero, a la vez, el primero.

Así, por orden, fueron subiendo al escenario Jon Muñoz, Jon Oliveros, Iñaki Alonso, Mikele Pardo y Marta Fontecha, del Colegio Vizcaya. Su idea para fabricar un innovador contador que, colocado en la ducha, permite calcular el gasto de agua que hacemos. Se llevó el quinto premio en la categoría para alumnos de 16 y 17 años. Como ellos, pero en la categoría para mayores de 18, recibieron un diploma y una tablet Ane Luque, Marta López de Riva y Ángela Martínez, del bilbaíno Centro Educativo Arangoya, con su proyecto de impartir extraescolares para inculcar valores.

El cuatro premio, también endulzado con una tablet –en la categoría para menores de 18–, se los llevaron Aisha Acosta, Aranzazu Cumia, Maitane Fernández, Imanol Maxim Gonzáles y Paula Pedrosa, también de Azkorri, que presentaron una asociación para recaudar fondos dedicados a la investigación de la enfermedad de Sanfilippo y prestar asistencia las 24 horas a los niños que la padecen. Entre los mayores, el grupo seleccionado fue el de Marta Abascal, Norma Chirinos, Leire Marañón y Andrea Penedo, futuras educadoras infantiles del Sagrado Corazón de Vitoria que presentaron el proyecto empresarial de un txikipark, con la particularidad de atender también a los mayores.

Los terceros, recompensados con un ipad mini, fueron el Centro Educativo Arangoya y el Colegio Berrio-Otxoa. Por parte del primero, Carolina Sánchez, Eider Azpeitia, Lidia Duque, June Camino y Nerea Guerrero propusieron la apertura de una sala "de escape" para niños, un juego en que los peques deberán trabajar en grupo para, entre todos, resolver los acertijos que desvelen dónde está la llave del cuarto. A su vez, Andrea Hervella, Mayra Aleli, Gaizka Martínez y Darling Trujillo propusieron la fabricación de unas jarras que, gracias a un sistema de cápsulas –además de purificar el agua– la darían un sabor a vainilla, manzanilla o cerveza, entre otros.

Con el anuncio del segundo premio llegaron los gritos de júbilo de quienes automáticamente se supieron ganadores, mientras que algo cariacontecidos subían al escenario a recoger su ipad Jone Galindez, Iker Tapia, Jon Gallego y Gorka Padilla, quienes en el Instituto de Educación Secundaria Urbi de Basauri desarrollaron una plataforma para acercar el comercio online a los pequeños comercios. Otro tanto les pasó en la categoría para menores de 18 años a Eneritz Romero, Mafer Silva y Carla Navia, alumnas del Instituto de Enseñanza Secundaria Ategorri de Erandio, que habían apostado por un restaurante vegano.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate