El Correo
Emprendedores «sin problemas»

Emprendedores «sin problemas»

  • Los institutos de Azkorri y Fadura presentan ante el servicio de creación de empresas de Getxo las propuestas de negocio con las que participan en STARTInnova

"¿Habéis tenido algún problema para realizar el proyecto?". Elena Larburu, técnica de GetxoLan, fue tomando nota y haciendo la misma pregunta a los portavoces de cada uno de los siete grupos de estudiantes de los institutos CIFP Fadura y CPEIPS Azkorri que han acudido esta semana a las oficinas del Servicio de Promoción Económica y Empleo de Getxo para presentar las ideas de negocio con las que participan en la tercera edición de STARTInnova. Y, ya fuera por pudor o por verdadero desahogo, la respuesta repetida por todos ellos era un decidido "no".

"Qué suerte, ya podía ser siempre así", se congratulaba Larburu mirando cómplice a los tutores José Antonio García y Arantza Urcelay, por parte del instituto Fadura, y Rubén Elortegui de Azkorri. Ellos son quienes han acompañado a los jóvenes en la elaboración de los proyectos con los que ambos centros participan en el concurso de ideas empresariales organizado por EL CORREO y patrocinado por el Ayuntamiento de Getxo junto a Iberdrola, Banco Sabadell Guipuzcoano, el Ayuntamiento de Bilbao y el Gobierno vasco.

Los primeros en presentar su propuesta fueron los chicos de AparkBus, de la rama de Mecanizado de Fadura. Julen, Aingeru y los dos Daniel han pensado que estaría muy bien contar con un pabellón en el que las compañías privadas de autobuses o los dueños de autocaravanas pudieran dejarlos a cubierto e incluso realizar revisiones y reparaciones mecánicas. "Algunos de estos chicos ya tienen carné y han conducido este tipo de vehículos y han detectado que existe esta necesidad", subraya su tutor, José Antonio, convencido de lo acertado de la propuesta.

El otro grupo que ha supervisado, también de alumnos de Mecanizado, ha pensado en una empresa de máquinas de vending en las que, más allá de "comida de buena calidad", se pueda adquirir productos "básicos como mecheros, pañuelos, preservativos o papel de fumar" y que se instalarían "en colegios y lugares con mucho tránsito como salidas del metro". Aunque, entre risas, y ante el interés de la técnico de GetxoLan, Andrés, Aritz, Ander y Eritz tuvieron que reconocer que "aún" no habían contactado con ningún posible proveedor.

Cascos y drones

Por último, en la rama de electrónica del mismo centro, Willians, Miguel Ángel, Eric y Aner proponen crear un taller de reparación de electrodomésticos que estaría complementado con un servicio de venta de segunda mano de pequeños aparatos domésticos. Una idea muy similar a la de Jonathan, Dorkaitz, Zain, Ibon, Endika, Yonny y Rober Luis, que realizarían reparaciones de los equipos eléctricos de grandes empresas asociados como cooperativa.

Frente a ellos, se sentaron los estudiantes de Bachillerato de Azkorri, que además de espíritu empresarial evidenciaron cierto interés social. Por ejemplo, Andrea, Martín, Álvaro, Ander e Iratxe propondrán la creación de una fundación que busque voluntarios "entre jubilados y estudiantes" para realizar actividades de apoyo a personas con síndrome de Down y a sus familiares. Y, en el segundo grupo, Iratxe, Rodrigo, Telmo, Andrea y Enrique mostraron su preocupación por la seguridad vial proponiendo la fabricación y comercialización de un casco para motoristas que incorpore un sistema de localización GPS que alerte de los puntos negros de la carretera y pueda alertar en caso de que se produzca un accidente. Cuando la tecnología esté más popularizada y el llamado "Internet de las cosas" llegue a la señalización de tráfico, el casco incluso podrá compartir información con otros usuarios y recibir alertas emitidas por la propia red viaria.

En el tercer grupo, Marina, Iker, Ainhoa, Álvaro y Pablo propusieron crear una empresa que fabrique drones que, entre otras actividades, podrían ayudar a los agricultores a controlar plagas en sus cultivos. Tras escucharlos, Elena Larburu destacó que "son ideas que coinciden con el interés de Getxo por crear empresas y negocios más allá del sector turístico". La técnico se puso a su disposición "por si al final el planteamiento del negocio os diera problemas". Eso es saber ganarse al cliente. Sabe que alguno de estos chicos acudirá mañana a los servicios de promoción empresarial con más intención que ganar un concurso.