El Correo

"Sin la aportación de los jóvenes a la sociedad no seremos nada"

  • Natalia Sáiz Bilbao Ekintza

"Un proyecto empresarial funciona cuando se convierte en un negocio y un negocio lo es cuando te permite tener unos ingresos, un sueldo y vivir de él". Natalia Sáiz tiene muy claro que "una cosa es crear una empresa y otra, gestionar un negocio". Con ese matiz la responsable del Área de Emprendizaje y Pymes de Bilbao Ekintza quiere poner de manifiesto la necesidad de "acompañar" a los nuevos emprendedores en su día a día y no sólo en los primeros pasos de ese nuevo proyecto. "Nuestros veinte años de experiencia nos enseñan que muchos fracasos empresariales se derivan de déficits en la gestión", insiste. Esa labor de acompañamiento ha de hacerse además con mucho esmero. Aquí no hay café para todos. "La formación y el asesoramiento han de ser especializados porque cada futura empresa es diferente y, por lo tanto, también sus necesidades", explica Sáiz.

Lo que no varía es el "deber de las instituciones de hacer visible a una gran mayoría de jóvenes que, en silencio y con su trabajo, se empeña todos los días en salir adelante y aportar a nuestra sociedad". "La ilusión, el coraje, la inteligencia y el empeño por prosperar de tanta gente joven tienen que tener una respuesta favorable, porque sin su aportación no seremos nada", insiste.

Es un esfuerzo en el que además las políticas institucionales para el fomento del autoempleo cuentan con un sustrato estupendo por echar raíces. "Los jóvenes en su mayor parte no se rinden a pesar de la situación actual y de los inconvenientes con los que se encuentran. Saben lo que es colaborar –algo fundamental hoy en día–, son personas creativas y responsables. Tienen en cuenta el valor del trabajo bien hecho, y sienten el orgullo de emprender, porque les permite tener unos ingresos y poner en marcha su proyecto de vida", reitera Natalia Sáiz, convencida de la apuesta por ellos merecerá siempre la pena.