El Correo

Reiniciando STARTInnova

Un grupo de alumnos del Instituto Tartanga de Erandio, finalistas en la edición del curso pasado.
Un grupo de alumnos del Instituto Tartanga de Erandio, finalistas en la edición del curso pasado. / JORDI ALEMANY
  • EL CORRE0 abre la segunda edición de su programa de impulso al emprendimiento.

  • Este curso participan cerca de 1.200 alumnos de 47 centros de Bachillerato y FP del País Vasco

Los fundadores de muchas grandes empresas tienen en común haber dado sus primeros pasos convencidos de que podían crear algo nuevo por sí mismos. Detrás de ellos, solemos encontrar también un centro educativo que les proporcionó el respaldo y el ánimo para poner en marcha sus proyectos. Es cierto que en algunos casos se trata de prestigiosas universidades, pero el hecho de que la semilla germinara allí no quiere decir que no pueda plantearse antes. ¿Por qué no puede comenzar en la etapa de Bachillerato o de FP? Con este propósito EL CORREO vuelve a impulsar este curso escolar STARTInnova, una iniciativa concebida para fomentar el emprendizaje en los colegios, institutos y centros de FP.

Este año, el programa cuenta con un mayor número de participantes. En total, en el País Vasco son 47 los centros y cerca de 1.200 los estudiantes dispuestos a dar forma a la idea empresarial que se han atrevido a imaginar. Divididos por edades, trabajarán por equipos para desarrollar un plan de negocio que, en la última fase, deberán defender ante un jurado formado por profesores universitarios.

La iniciativa cuenta con el patrocinio del Banco Sabadell Guipuzcoano, Gobierno vasco y Ayuntamiento de Bilbao, así como con el apoyo de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) y Tknika. También se ha intentado buscar un nexo de unión entre el mundo real y el teórico, para lo que se ha contado con la figura de los mentores, empresas o instituciones que apadrinan alguno de los centros participantes, y que en esta ocasión son la Fundación Michelin y los ayuntamientos de Sestao y Erandio.

«Es genial que haya más participantes, ¿no? Así habrá más intriga hasta el final», bromea Auxi Terceño, profesora del Instituto Tartanga de Erandio, que tras ganar el año pasado en la categoría para mayores con un proyecto que proponía la construcción de una pista de 'skate' cubierta, repite este curso con nueve grupos pertenecientes a los campos de Imagen y Sonido, Electricidad e Integración Social. «Volver a participar supone un nuevo reto. Esperamos poder llegar a la final, y por qué no... también ganar», subraya retadora. El 'problema' es que sus fieros rivales del curso pasado, los alumnos del Instituto de Somorrostro piensan lo mismo. «Somos conscientes de que, con el aumento de la participación, la competencia va a ser feroz, pero el alumnado está muy motivado», recoge el guante su director, Juan Manuel Seco. Las espadas están en todo lo alto, así que más vale que los recién llegados se pongan las pilas.

Y aunque el 'gancho', lo que más atrae al alumnado, es el concurso de ideas, el programa tiene antes mucho que ofrecer. Los participantes ya han desarrollado durante este mes la primera fase, en la que ya han contactado con algunos emprendedores, como Markel Urretabizkaia, fundador de Areavan, una empresa que facilita el alquiler de autocaravanas entre particulares. A través de una charla digital celebrada en la Ikastola San Benito de Lazkao, Urretabizkaia les explicó cómo pasó de tener una simple idea a llevar un negocio propio y contestó a numerosas preguntas.

En una segunda fase, los estudiantes recibirán formación para comenzar a trazar su plan de negocio a partir del llamado 'modelo Canvas', de Alexander Osterwalder, una de las metodologías más empleadas y sencillas para convertir una idea en un proyecto real. Para dinamizar el aprendizaje el programa cuenta con una plataforma de 'e-learning' que conjuga conceptos teóricos con ejercicios interactivos. El contenido teórico se compone de diferentes recursos formativos audiovisuales, actividades e autoevaluación y también les ofrece la posibilidad de descargarse resúmenes. Los alumnos trabajarán estos materiales siempre tutorizados por un profesor del centro.

«La verdad es que trabajar con la plataforma 'on-line' es algo muy atractivo para los alumnos», reconoce Ana Moral, responsable de los cinco grupos de segundo de Bachiller que participan esta vez por el Colegio Vizcaya de Zamudio. «Para nosotros, ese es el premio; ver lo contentos y motivados que están los chavales. Con que se lo pasen tan bien como lo hicieron los del curso pasado tomando parte además en una actividad tan enriquecedora, nosotros ya nos damos por satisfechos», subraya la directora de Bachiller del centro, Belén Rodilla. Sus 25 emprendedores tienen el alto el listón. El año pasado sus compañeros coparon la final de la categoría de entre 16 y 17 años. Los cinco equipos finalistas pertenecían a este centro. Al final, ganó el que presentó un dispositivo de alarma dotado de GPS para las personas dependientes.

Tras la formación 'on-line', llegará la tercera fase, el momento clave. Ahí es donde tendrán que buscar una idea viable y desarrollar el correspondiente proyecto. En la fase final, un grupo de profesores de Empresariales liderado por Iñaki Heras Saizarbitoria, catedrático de Organización de Empresas de la UPV, evaluará cada una de las propuestas para seleccionar las mejores. Serán diez ideas que se remitirán a un jurado compuesto por profesionales de reconocido prestigio en el campo de la empresa, la Universidad y el fomento de comportamientos emprendedores, que en febrero tendrá la difícil papeleta de determinar quién gana este año.