Un 'youtuber' a punto de morir por meter la cabeza en un microondas lleno de cemento

Momento en el que los bomberos intentan rescatar al joven./
Momento en el que los bomberos intentan rescatar al joven.

Los bomberos se vieron obligados a trabajar durante una hora para liberar al joven

ELCORREO.COM

¿Vale un clic en el botón de reproducit la vida de una persona? Al 'youtuber' Jay Swingler su vida le importaba más bien poco y decidió ponerla en peligro del modo más estúpido que se le ocurrió. En uno de esos intentos por tratar de hacerse viral en la red, a este joven de 22 años se le ocurrió meter la cabeza en un microondas, llenarlo todo de cemento de secado rápido, esperar a que este se endureciera y ver qué pasaba después. Pretendía respirar con la ayuda de un tubo, el problema es que su plan no salió como él quería.

El peligro era tan evidente como descomunal. El tubo de plástico que en su boca hacia el exterior se bloqueó y apenas podía recibir aire. Sus amigos, que fueron testigos en todo momento de lo que ocurría, intentaron romper el cemento y liberar a Swingler, pero sus esfuerzos fueron en vano. Al final tuvieron que llamar a los bomberos. Según explicaron a la BBC los bomberos que recataron al youtuber, «todos los implicados se disculparon, pero esto fue claramente una llamada que podría haberse evitado».

Más información

Los Bomberos no dudaron ni un momento en publicar en su blog un resumen de lo sucedido, tratando de concienciar a los jóvenes sobre lo que puede ocurrir por buscar la fama en internet arriesgando la integridad física. «Cinco de nuestros bomberos han tenido que trabajar durante una hora después de que un bromista atascase su cabeza en un horno microondas lleno de cemento», apuntan en la bitácora, donde expresan su malestar por el irresponsable comportamiento del protagonista de la gracia.

«Podría haberse ahogado o haberse hecho muchísimo daño. Tuvimos que hacer una videollamada para pedir consejo a algunos de nuestros compañeros especializados. Esta llamada podría habernos impedido ayudar a alguien necesitado por sufrir un accidente», ha explicado un responsable de los bomberos. No son pocos los que reclaman una multa para el bromista. Sin embargo, parece que podría librarse de ella porque, a pesar de haberse puesto voluntariamente en tan surrealista situación, su vida corrió peligro real y necesitaba ayuda urgente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos