Una colección de gente única

Nueve coleccionistas descubren sus tesoros: desde un tren de juguete de 1940 al cromo de Zarra, unas zapatillas de Michael Jordan o miles de recortes de Don Celes

YVONNE FERNÁNDEZ / YOLANDA VEIGA
Más de 7.500 viñetas de Don Celes
1

Más de 7.500 viñetas de Don Celes

«Desde luego, ya le pasan calamidades, es un cenizo el pobre...». Y precisamente por eso le tiene Javier Gutiérrez (Portugalete, 60 años) tanta simpatía a Don Celes, al que empezó a «dibujar» cuando era un chaval. «Todavía hoy cuando estoy distraído y tengo un bolígrafo a mano me sale sin querer la cabeza del muñeco. ¡Y me queda bonito eh!». Ya de mayor le contaba las viñetas a su hija y va a hacer 21 años que empezó a recortarlas. «Las pegué en álbumes, tengo doce llenos o más y un montón de ellos sin pegar, igual dos años». Los tiene ordenados por fecha y echando cuentas le salen más de 7.500. ¿Nunca una historia con final feliz? «Sí, alguna vez, pero pocas. Cuando pillo una me hace una ilusión...». Los recortes de Don Celes vienen a concretar el espíritu coleccionista de Javi, que empezó con otras cosas. «Tengo muchos mecheros y de niño coleccionaba cochecitos en miniatura. Un día los llevé al colegio para enseñárselos a los amigos y alguno me lo robó. ¡Me llevé un disgusto!».

75 NancysYVONNE FERNÁNDEZ
2

75 Nancys

Con cinco niños en casa un día su padre se hartó e hizo limpieza. Juguetes fuera, incluidas las Nancys de Marta Teruelo (Bilbao, 45 años). «Igual tenía siete u ocho, una que hablaba, otra que giraba la cadera... La primera me la regalaron cuando cumplí 12 años y mi prima, que prefería jugar con el balón, me daba las suyas. Hasta los 16 jugué con muñecas». Sigue haciéndolo y ha reunido una colección de 75 Nancys. «Mi favorita es esa morena de la foto, la folclórica. La tengo junto a la policía, como si fuera una agente que escolta a la Pantoja, jaja». Cada año sacan dos Nancys de reedición, a unos 50 euros: «La última que me autorregalé fue una con bikini, el día de la madre». Recorre mercadillos -«he comprado alguna por 4 euros»-, compra por internet -«ando detrás de una por la que piden 400 ó 500 euros, pero solo pagaría 100, tiene el pelo cortado a capas, es bonita, con una carita como de porcelana»- y ponen anuncios en Facebook. «Estoy por ver si localizo alguna en Argentina».

«Ya no me caben más pines del Athletic en la txapela»YVONNE FERNÁNDEZ
3

«Ya no me caben más pines del Athletic en la txapela»

No es que se le vaya a olvidar, pero por si acaso tiene el póster enmarcado, «¡como oro en paño!»: Athletic, campeón de Liga y Copa en el 82-83, la última vez que salió la gabarra. «Aquello fue apoteósico, la Ría por entonces estaba tan sucia que parecía chocolate». ¿Y el partido? «La final de Copa la jugamos en el Bernabeú contra el Barça y daba la sensación de que estábamos en San Mamés. Endika metió un gol que ha sido el momento más especial que he vivido con el equipo», cuenta Maikelo Pascual, un rojiblanco nacido en un pueblito de León y emigrado a Sestao con 13 años. «Me empecé a aficionar con el Sestao, que entonces era el club trampolín, allí jugó el Txingurri Valverde». Y casi sin darse cuenta empezó una colección de pines que tiene puestos en una txapela gigante, pósters, banderas, bombos... y la joya, un león de peluche enorme. «Los del Athletic somos una familia, en León hay dos peñas, hay mucha afición». ¿Ganas ya de ver otra vez la gabarra, no? «Sí, muchas, llevamos varias temporadas que parece que vamos a tocar el cielo y, cuando estamos a punto, se desata la tormenta».

Un guiño al viejo Renault 11 de su padreYVONNE FERNÁNDEZ
4

Un guiño al viejo Renault 11 de su padre

Las vacaciones en el Renault 11 de su padre, que luego fue el suyo y el de sus hermanos, y por fin el scalextric en Reyes. «Llegué a competir con los coches de miniatura, tenía más de 500». Ahora Luis Luque (Portugalete, 35 años) tiene cuatro coches de rally... de verdad. Un Renault 8 azul del 68, un Renault 11 Turbo del Grupo A del 86 blanco y amarillo y un Renault 11 Turbo rojo del 85, un guiño al modelo que siempre hubo en casa. Ah, y otro cuarto en proyecto que no va a enseñar hasta que no esté acabado. Porque cada coche es un proyecto. «El rojo que veis era gris plata y lo compré por 3.000 euros, lo desmonté entero y le puse piezas especiales: llantas, asientos... Y lo mismo con los demás, el amarillo tal y como está puede costar 60.000 euros». Los tiene repartidos en garajes de amigos y solo los lleva a las concentraciones. «Si llueve no los saco», cuenta este amante de las cuatro ruedas que intentó sacarse el carné a los 17. «Quise hacer el teórico pero no me dejaron presentarme hasta el día de mi 18 cumpleaños. Lo hice, aprobé y en nada saqué el práctico».

Más de 400 camisetas y mil pares de zapatillasYVONNE FERNÁNDEZ
5

Más de 400 camisetas y mil pares de zapatillas

Esa zapatilla que muestra como un trofeo la calzaba Shaquille O'Neal, jugador de la NBA, en 1992. Y tiene también unas firmadas por Michael Jordan que cambió al ex jugador del Athletic Sergio Corino, que las había comprado en una subasta organizada con motivo del centenario del Athletic. «Él entendió que debía tenerlas yo y, a cambio, le regalé varios modelos de zapatillas de deporte», cuenta Antonio Joaquín Lara Sandoval, murciano de 38 años y afincado en Bilbao desde hace cinco. La afición le viene de niño, de esas tardes de verano en la precaria cancha del pueblo. «Nos quitábamos el ansia porque a mí me volvía loco la NBA, los Chicago Bulls. Tenía una tía que viajaba mucho y siempre me traía una gorra, una camiseta...». Tiene más de 400, entre ellas la que llevó Lucila Pascua, jugadora de la selección española de baloncesto, cuando ganaron la plata en Río. «Me la regaló», cuenta Antonio, que ha llegado a acumular «más de mil pares de zapatillas» y desde 2001 no ha dejado de viajar a Estados Unidos a ver partidos de la NBA... y a ampliar la colección, claro.

«Con 10 años ya andaba encima de una Vespa»YVONNE FERNÁNDEZ
6

«Con 10 años ya andaba encima de una Vespa»

Cuenta José Antonio Nuñez (Zuaza, Álava, 46 años) que con 10 años ya andaba en moto, una Vespa 150 con la que iba al monte a recoger endrinas. «Las vendía a los que hacían patxaran y así me sacaba un dinerillo para la gasolina». Pero las dos ruedas eran más que un medio de negocio. «Con solo oír el ruido de una moto podía adivinar el modelo, la cilindrada...». Hoy presume de una colección de 1.700 motos, desde miniaturas que le han costado 15 ó 20 euros hasta una moto gigante de mimbre que compró en Puerto Banús. «Me costó tres días de negociaciones con el dueño, ni te digo cuánto pagué.... Dice que el coleccionista «nunca calcula cuánto se gasta», pero en su caso se intuye un pico. Tuvo tienda de motos y hoy regenta un almacén de antigüedades en La Ribera de Deusto (Bilbao). Pero las motos no se venden, ni los muñecos de Batman, que también colecciona. «Me acaban de traer uno de Estados Unidos por 600 euros. Es mi superhéroe favorito porque no tiene láser en los ojos ni poderes especiales».

10.000 objetos sobre 'Portugalete'YVONNE FERNÁNDEZ
7

10.000 objetos sobre 'Portugalete'

El cálculo está hecho a ojo, más de 10.000 objetos relacionados con Portugalete. Con el Portugalete vizcaíno, que es donde nació y vive, y con los otros que hay repartidos por el mundo: «cuatro en Cuba, aunque luego les cambiaron el nombre, otro en Argentina, en Bolivia, Colombia... algún pueblo de Zamora y de Andalucía que también se llama así», enumera Txomin Hermosilla del Campo, orgulloso portugalujo de 70 años. El inventario daría para llenar un libro, historia de ayer y de hoy. Porque lo más antiguo de su extensa colección es un cartel de 1889. Desde ahí todo lo que se le pueda ocurrir a uno: más de tres mil calendarios de bolsillo, posavasos, libros que hablan sobre la localidad, billetes de tren y de tranvía, placas de calles que se cambiaron por otras e iban camino del vertedero, entradas de cine con los éxitos de la época, ceniceros, vajilla, servilletas, porcelanas, recortes de periódico de hace décadas, fichas con valor de 50 céntimos y una peseta... «Tengo dos pisos llenos y una lonja».

Un tren de juguete de 1940YVONNE FERNÁNDEZ
8

Un tren de juguete de 1940

La casa de Manu Alzueta y Nerea Pérez es como Disneylandia a ojos de un niño. Este asturiano que llegó a Bilbao con 3 años y su mujer llevan más de tres décadas recorriendo mercadillos en busca de juguetes antiguos. La debilidad de ella son las Nancys, que se cuentan por decenas, y la de él, los trenes, que lleva desde los 18 (tiene 57 y 53 su mujer) empleado en la Renfe. «El tren más antiguo que tengo es de 1940 y después de mucho buscar por ahí encontré en un rastrillo de Barcelona una locomotora de vapor de Payá del año 50. La compré por 60 euros, un chollo porque por ahí me pedían 300 ó 400. Venía con un vagón donde se transportaba el carbón y luego compré otros cuatro vagones, uno de correos y tres de pasajeros. Lo tengo en una vitrina porque necesita mucho espacio para echarlo a andar, que solo la locomotora mide casi medio metro». En este paraíso para nostálgicos uno se encuentra cacharritos para jugar a cocinitas, 'Juegos Reunidos', Geyperman... «En nuestra casa no hay cuadros ni jarrones, hay juguetes, así que los nietos están encantados».

600 álbumes... con 300 cromos YVONNE FERNÁNDEZ
9

600 álbumes... con 300 cromos

La primera colección la hizo Juan Mari Rojo (Bilbao, 58 años) a los 6: «eran de fútbol y venían en los tapones de La Casera. Se los tiraría su madre o a saber qué fue de ellos. Los ha ido recuperando luego, ya de mayor, en rastrillos aquí y allá y hoy presume de una colección de más de 180.000 cromos. ¿Alguna joya? «¡Muchas! Tengo cromos de Zarra, de Gaínza, de toda aquella gloriosa delantera del Athletic. Un álbum de fútbol de los años 50 puede costar 500 euros». Fácil, que él ha pagado hasta 20 por un solo cromo. En mercadillos antes y ahora en internet, aunque muchos no le faltan. «Desde los noventa tengo todos los del fútbol, pero de antes me falta alguno. Hay un cromo de Txetxu Rojo que cotiza muchísimo, igual 250 o 300 euros porque aquel año, la temporada 82-83, se hizo poca tirada. Juan Mari tiene llenos «600 álbumes», pero no solo de fútbol. «Tengo de los clásicos de Disney, Blancanieves, Pinocho, Peter Pan, La Bella y la Bestia... de Harry Potter, de animales...». Y más, porque sigue comprando. «Hoy un paquete de cinco cromos vale 70 céntimos». Teniendo en cuenta que tiene casi 200.000...

Fotos

Vídeos