Qué hacer y qué no cuando veas avispas y abejas (y si te pican)

Lo habitual es que se produzca un poco de hinchazón y dolor, siempre y cuando la persona no sea alérgica a este tipo de picaduras

ELCORREO.COM

Las picaduras de avispa o abeja no son peligrosas, en la mayoría de los casos. Lo habitual es que se produzca un poco de hinchazón y dolor, siempre y cuando la persona no sea alérgica a este tipo de picaduras. En estos casos, se puede producir una reacción muy peligrosa, por lo que se debe actuar cuanto antes.

Para evitar picaduras

- No acercarse a panales de abejas ni a nidos de avispas. En el caso de que alguien se acerque accidentalmente, deberá alejarse lentamente, sin hacer aspavientos.

- Es mejor no llevar prendas de colores llamativos, ni perfumes intensos, para evitar que se acerquen.

- Permanecer quieto si se acerca una abeja o una avista.

- Evitar andar descalzo por el campo.

Pero, ¿y si a pesar de tomar precauciones nos pican?

En caso de picadura

Lavar la zona con agua y jabón para que no se infecte.

- Aplicar frío en la zona.

- Poner un antiséptico.

- Aplicar una crema analgésica.

- Si se padece alergia, tomar un antihistamínico, y llevar adrenalina autoinyectable para posibles reacciones.

- NO apretar para que el veneno salga hacia el exterior.

- Los expertos recomiendan NO aplicar barro en la zona, puesto que aunque alivia, puede provocar infecciones.

- Acudir al médico en caso de notar mareos, pérdida de conocimiento o bajadas de tensión.

Por otro lado, hay que saber distinguir entre la picadura de una abeja y la de una avispa. El aguijón de las abejas suele tener forma de arpón, por lo que lo habitual es que se quede clavado en la piel y el veneno siga introduciéndose en la sangre durante horas. Ante este hecho, se hace necesario retirarlo cuanto antes con unas pinzas o con los propios dedos.

Las avispas, sin embargo, son más agresivas y atacan con mucha más facilidad que las abejas. A diferencia de éstas, las avispas no pierden su aguijón.

Temas

Bilbao

Fotos

Vídeos