La última partida de cartas de Angelina y Maximina

La furgoneta en la que quedaron atrapadas las dos mujeres. /AFP
La furgoneta en la que quedaron atrapadas las dos mujeres. / AFP

Tras pasar la tarde en casa de la primera, las dos mujeres, de 78 y 86 años, escapaban del fuego cuando un pino en llamas cayó sobre su furgoneta. Murieron abrasadas

ELCORREO.COM

Acababan de echar la partida, como cada domingo, pero el fuego le obligó a cambiar su rutina. Para siempre. Angelina Otero y Maximina Iglesias, de 78 y 86 años, dos de las cuatro víctimas mortales de los incendios de Galicia, escapaban del fuego en la furgoneta de una vecina tras pasar la tarde en casa de la primera, pero la fatalidad se cruzó en su camino: un pino en llamas cayó sobre el vehículo. Con gran dificultad, la conductora logró salir del coche y ponerse a resguardo de las llamas, aunque sufrió quemaduras en una pierna. Las dos mujeres mayores corrieron peor suerte: no pudieron escapar y murieron abrasadas.

Así lo cuenta La Voz de Galicia, que también informa de que los cuerpos calcinados de ambas víctimas han permanecido dentro del vehículo toda la noche por la imposibilidad de los servicios de emergencia de acceder al lugar debido a la voracidad de las llamas. A las diez de esta mañana, efectivos de la Guardia Civil han podido llevar a cabo el levantamiento de los cadáveres.

El triste suceso ocurrió en Chandebrito, parroquia del municipio pontevedrés de Nigran donde numerosas fincas y viviendas se han visto afectadas por el fuego. Los vecinos y familiares no ocultan su indignación al sospechar que Angelina y Maximina se vieron abocadas a su fatal destino por las equivocadas indicaciones de la Policía. La conductora del vehículo, aún en estado de shock, ya ha declarado ante la Guardia Civil para esclarecer los hechos.

Más información

Fotos

Vídeos