El tremendo error que cometes cuando usas un baño público

El tremendo error que cometes cuando usas un baño público

Su empleo para cubrir la taza consigue un efecto totalmente opuesto al buscado

ELCORREO.COM

Si usted en algún momento tiene la necesidad de utilizar un baño público, ¿cómo debe actuar? ¿cubriría la taza con papel higiénico? La realidad es que, por escrúpulos, se intenta minimizar el contacto del cuerpo con el inodoro. Esos servicios públicos cuentan con una infinidad de gérmenes y bacterias que podrían derivar en problemas de salud. Pero lo cierto es que si se decanta por utilizar el papel está incurriendo en un error. Tampoco es adecuado el empleo de esas fundas diseñadas con la forma de la taza.

La textura áspera del papel se encarga de absorber ciertas partículas. Un escenario idílico para la adhesión de las bacterias localizadas. La piel, simplemente, se encarga de proteger de dichos gérmenes, por tanto, no es necesario emplear el material.

Los asientos inodoros han sido diseñados para repeler bacterias como estafilococos, estreptococos o micrococos. La forma y su superficie dificultan la adhesión de esos microorganismos. El papel, sin embargo, nos expone a ellos. ¿Por qué no es aconsejable?

Se trata de un grave error. Como decimos, la piel hace de barrera para evitar cualquier problemática con los gérmenes. No deben preocuparse. Según algunos estudios, algunos baños públicos llegan a estar más limpios que muchos fregaderos, esponjas o tablas de cortar presentes en muchos hogares. El mejor recurso es lavarse bien las manos justo antes de salir con agua tibia y jabón durante unos 20 segundos.

Fotos

Vídeos