«La cabina del camión era una bola de fuego»

La cabina tras el accidente quedó suspendida sobre el viaducto de Ontón.
La cabina tras el accidente quedó suspendida sobre el viaducto de Ontón. / Luis Calabor

Un conductor de un tráiler fallece al lanzarse al vacío desde el puente de Ontón, después de que el vehículo se incendiara y quedara colgando del viaducto. La autovía permaneció cortada en dirección Bilbao más de diez horas y las retenciones llegaron hasta los 25 kilómetros

JOSÉ DOMÍNGUEZ

M. M. L., de 53 años y vecino de Gijón, ha perdido este lunes la vida tras chocar el camión que conducía por la A-8 en sentido Bilbao, a la altura del viaducto de Ontón, en Cantabria. Debido a la violencia del impacto, la cabina del vehículo quedó colgando del puente y se incendió, por lo que su ocupante optó por lanzarse al vacío desde casi 20 metros de altura. Responsables de la DYA en Castro Urdiales creen que el chófer perdió la vida como consecuencia del golpe, aunque la fatalidad quiso que minutos después le cayeran encima trozos en llamas del vehículo, lo que impidió «activar cualquier intento de rescate», según las mismas fuentes. La colisión -ocurrida a las 13.30 horas- y la posterior retirada del vehículo se llevaron por delante varios metros de barandilla. También quedaron muy dañadas las protecciones laterales de hormigón, por lo que se tuvieron que cortar todos los carriles y desviar la circulación por la N-634.

Vídeo

Las retenciones alcanzaron los 25 kilómetros hasta Laredo. Los accesos a Castro Urdiales también quedaron colapsados y todo el tráfico hacia Euskadi, donde ayer era festivo, fue desviado por la carretera nacional (N-634). Asimismo, sobre las 20:15 horas en Saltacaballos se habilitó un carril dirección Cantabria para aliviar las retenciones hacia Bilbao.

La Guardia Civil ha abierto una investigación para determinar las causas de lo ocurrido en un tramo de la autopista expuesto desde primera hora a la lluvia. Los ocupantes de un turismo que se vio implicado en el siniestro y que resultaron ilesos -el camión les golpeó en el lateral derecho- aseguraron a la DYA que el trailer «ya entró al puente descontrolado» y, a su juicio, «a una velocidad excesiva».

«Está pidiendo auxilio, va a tener que tirarse... ¡Dios, que se ha tirado!», alertó un particular

Según estas personas, el vehículo golpeó primero en el lateral derecho de la autopista y se estrelló luego «con gran violencia» contra las protecciones de hormigón de la izquierda, lanzando una hacia abajo, entre los dos tableros del viaducto, sobre una carretera local por la que no circulaba nadie -más tarde los bomberos tiraron otra que había quedado seriamente dañada-. Desde aquí, el camión rebotó de nuevo hacia la derecha arrastrando la valla hasta que hizo la tijera y la cabina quedó colgando en el vacío.

«Está pidiendo auxilio, ¡va a tener que tirarse!... ¡Dios, que se ha tirado!». Esta llamada de un particular movilizó de inmediato a los efectivos de la Dirección de Ayuda en Carretera, que llegaron al lugar a tiempo de ver a la víctima tendida en el suelo. «Fue entonces cuando le cayeron encima varios trozos de la cabina del camión, convertida ya en una bola de fuego», explicaron.

«Imposible salir con vida»

A Carlos López le cogió el siniestro en pleno descenso al puente de Ontón. Se paró «a escasos 300 metros», sobrecogido ante la trágica escena. Según ha explicado, la cabina ya se había desplomado y la caja del trailer también se había incendiado: «Había mucho fuego, una columna de humo terrible y explosiones; entonces no lo sabía pero me parecía imposible que nadie pudiera salir de allí con vida».

Este residente en Barakaldo presenció la llegada primero de los vehículos de la DYA, seguidos de los Bomberos y la Policía de Castro, la Guardia Civil y los operarios de conservación de la autopista. Ante la gravedad del siniestro, también se desplazó a la zona el parque de extinción de incendios de Urioste al completo: once profesionales que ayudaron a sofocar las llamas durante más de una hora, cuando les sustituyeron efectivos procedentes de Laredo.

Miles de conductores han quedado 'atrapados' en la A-8. / Aner Barrena

Fotos

Vídeos