Un encierro rápido y limpio

Imagen del quinto encierro. / REUTERS

La ganadería Jandilla ha sido la más veloz con un tiempo de 2 minutos y 13 segundos en una carrera donde no se han registrado heridos por asta de toro

GABRIEL CUESTA

Los toros de la ganadería Jandilla han protagonizado el encierro más rápido en lo que va de fiestas de San Fermín. En tan solo 2 minutos y 13 segundos las reses han llegado a los chiqueros de la plaza de Pamplona en la quinta carrera de 2017.

También ha sido un encierro limpio, sin heridos por asta. Solo dos mozos, ambos navarros, han sido traslados al hospital de Navarra por sendas contusiones craneales. Desde la plaza Consistorial ha sido evacuado J.A.G., de 19 años, quien presenta un traumatismo craneoencefálico aparentemente leve, según el parte médico facilitado por el subdirector quirúrgico del Complejo Hospitalario, Jon Ariceta. El otro herido es J.D.G., de 26 años, de Barañáin, quien ha resultado policontusionado, aparentemente leve, en el tramo de Telefónica. Estos escasos incidentes contrastan con el historia de esta ganadería, conocida por reses bravas. Los de Jandilla están situados en el tercer puesto en cuanto a heridos y en el segundo respecto a heridas por asta en San Fermín.

El momento más tenso de la jornada se ha vivido en el que un corredor australiano, que ha salido ileso, ha sido arrasado y ha salido volando sobre los toros. Por las calles de Pamplona se han podido ver grandes carreras entre las habituales caídas y trompicones.

Es la 17º aparición de este hierro en las fiestas de Pamplona. Durante estos años, se ha hecho con un promedio de 7 heridos por encierro y 129 heridos en total. Desde Mérida han viajado hasta Pamplona ocho toros de entre 500 y 595, de entre los que se han elegido los seis que correrán el encierro por la mañana y que por la tarde serán lidiados en el coso por Miguel Ángel Perera, Cayetano y Andrés Roca Rey.

Fotos

Vídeos