«Venía con las ideas muy claras tras amenazar a otro compañero»

Un momento del arresto del agresor de Melilla. / MINISTERIO DEL INTERIOR

«Actuaba con total frialdad», asegura el policía que resultó herido en la detención del marroquí en el paso fronterizo de Melilla

GABRIEL CUESTA

«Me abalanzo cuando compruebo que venía con las ideas muy claras tras amenazar segundos antes a otro compañero». Uno de los policías que trató de arrebatar un cuchillo de grandes dimensiones a un hombre de 29 años de origen marroquí no dudó en actuar. L.A.R.R, agente de 35 años destinado a la plantilla de la Unidad de Intervención Policial (UIP) en Granada, resultó herido en la mano durante su actuación en la frontera melillense de Beni Enzar.

El arrestado padece problemas mentales, según fuentes policiales. Atacó con un cuchillo al grito de 'Alá es el más grande' a varios agentes, pero fue L.A.R.R. el que resultó herido leve en un dedo por un corte de arma blanca cuando trataba de detenerle. Las fuerzas de seguridad han descartado el móvil terrorista en la acción.

En un vídeo difundido en las redes sociales por el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, se puede ver cómo el agresor, con pantalones cortos y una sudadera azul, accede a los controles fronterizos lo que provoca unos momentos de pánico entre los civiles que aguardaban para pasar a Marruecos. «Lo veo desde lejos dirigiéndose con amenazas a este compañero de la plantilla de Melilla y decido ponerme en alerta cuando el individuo avanza hacia territorio español», relata el agente. «Actuaba con total frialdad, no había dudas de que iba con las ideas muy claras», ha explicado L.A.R.R.

Uso del Táser

Todos los portavoces de los sindicatos policiales mayoritarios han pedido al Ministerio del Interior que dote a los agentes destinados en la «primera línea» de seguridad de la pistola eléctrica tipo táser para que sea usada en situaciones como la de este martes en la frontera de Melilla. «Se está hablando mucho de la Táser y la verdad es que parece que sería bastante factible y muy positivo», explicaba L.A.R.R, el agente herido que ingresó hace siete años en la Policía Nacional.

Varios agentes se dirigieron entonces hacia el lugar en el que se encuentra en atacante, que avanza hacia ellos con calma. Los policías, que llevan a exhibir sus defensas reglamentarias, proceden a rodearle. En un momento de descuido, uno de los funcionarios se encuentra tras el agresor y se hace con uno de los bloques de plástico que sirven para separar los carriles de tráfico. Armado con ese objeto se acerca al hombre que lleva el cuchillo y le golpea en la cabeza. El agresor cae al suelo al recibir el impacto y en ese momento los policías se abalanzan sobre él para reducirle. «Hay que decidir muy rápido y de forma proporcional», ha explicado.

Llamada del ministro

L.A.R.R. ha atendido a la llamada de Europa Press desde Melilla. Mañana miércoles vuelve con su grupo de UIP a Granada tras cumplir los 15 días de comisión de servicios en Beni Enzar, la frontera que separa a Melilla y Marruecos. En este tiempo dice que no ha vivido una situación similar en un paso fronterizo con «entre 2.000 y 4.000 personas en tránsito cada día».

El policía defiende «al 100% la intervención limpia de todos sus compañeros», especialmente del encargado de arrojar a la cabeza del agresor un bolardo de plástico de los usados para dirigir el tráfico de vehículos en la frontera. Precisamente este agente, P.M.S, ha sido más escueto ante las preguntas: «Hay poco que explicar, las imágenes hablan por sí solas». Ambos se muestran agradecidos por la llamada del ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido. «La verdad es que su trato con nosotros ha sido muy agradable», han admitido.

Temas

Melilla

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos