La última palabra de 'La Manada': «Confío en la Justicia de este país»

Los cinco acusados, en una imagen tomada en Pamplona.

Uno por uno se han situado ante el tribunal y han recurrido a una fórmula más o menos prefijada, con leves variaciones, en la que han declarado su inocencia

Carlos Benito
CARLOS BENITO

Los cinco miembros de 'La Manada' han hecho uso de su derecho a la última palabra en el juicio. Uno por uno fueron situándose ante el tribunal y recurrieron a una fórmula más o menos prefijada, con leves variaciones, en la que declaraban su inocencia y expresaban su confianza en la Justicia. El primero, José Ángel P., marcó la línea: «Solo quiero decir que me declaro inocente y que confío en la Justicia de este país», dijo.

Algunos de los acusados expresaron pequeños matices añadidos. «Espero que esto se acabe cuanto antes», concluyó Ángel B., el más joven del grupo. «Me arrepiento del hurto del móvil, pido perdón públicamente», dijo A. M. G., el guardia civil, autor confeso de ese delito que las acusaciones consideran robo con intimidación. Alfonso Jesús C., el militar, fue el último en pronunciarse y añadió una coletilla final: «Que se haga justicia».

Más información

La declaración de los acusados cierra la última sesión del juicio, que se ha iniciado esta mañana con la intervención del abogado defensor. El letrado de los cinco sevillanos sentados en el banquillo ha arremetido contra el «juicio paralelo» al que, según su opinión, han sido sometidos sus defendidos «en las calles, los mercados, los medios de comunicación, incluso en los parlamentos y centros de poder». Ha reiterado la inocencia de los acusados, de los que ha dicho que «pueden ser verdaderos imbéciles», aunque insiste en que no son culpables del delito del que se les acusa.

Sobre los vídeos que se grabaron en el portal donde la chica denunció la violación en grupo, el letrado de 'La Manada' ve «una relación sexual consentida y placentera». Y ha dicho incluso que la chica cumplió «una fantasía sexual, aunque luego se arrepienta».

Después de la jornada de hoy, el juicio queda a la espera de sentencia. La Fiscalía mantiene su petición de 22 años y 10 meses de cárcel para cada uno de los procesados, que la acusación particular ha elevado hasta 24 años y 9 meses y las populares, ejercidas por el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona, hasta casi 26 años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos