Día negro en zonas de baño de Cantabria con tres muertes y una niña grave

Los servicios de auxilio atienden a la niña belga, que presentaba síntomas de ahogamiento.
Los servicios de auxilio atienden a la niña belga, que presentaba síntomas de ahogamiento.

Un buzo de 23 años apareció ahogado en Islares, dos bañistas -de 71 y 81- murieron en las playas de Laredo y Somo, y una niña de 10 años está «muy grave» tras quedar atrapada en una pozo del río Pas en Puente Viesgo

DANIEL MARTÍNEZ

Una niña de 10 años de nacionalidad belga fue trasladada ayer al hospital de Cruces después de que quedara atrapada en un salto de agua del río Pas en la localidad cántabra de Puente Viesgo. La pequeña que se encontraba con su familia pasando el día en las inmediaciones del parque de Corrobárceno, estaba bañándose junto a su hermano, de edad similar. Según los testigos, fue el propio chico el que avisó a los padres, que estaban a unos pocos metros, de que su hermana había tenido un percance y se estaba ahogando cerca de la presa, a la altura del puente de madera de la localidad.

Hasta el lugar se desplazaron los servicios de emergencia, que tras valorar la situación y ante la gravedad de su estado, decidieron trasladarla en helicóptero hasta la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital vizcaíno.

Dos fallecidos, en Somo y Laredo

Y es que las zonas de baño de Cantabria vivieron ayer un día trágico. A la muerte del joven bilbaíno que perdió la vida en Islares mientras practicaba submarinismo se suman las de dos bañistas, de 71 y 81 años que fallecieron en Laredo y en Somo.

En la playa de de Somo (Ribamontán al Mar) un hombre de 81 años falleció cuando se daba un baño en el mar. Aunque se conoce con exactitud las causas de la muerte, todo apunta a que no se produjo por ahogamiento, sino que pudo sufrir una insuficiencia cardiaca en el agua.

Una circunstancia muy similar se dio ayer en Laredo, donde un hombre de 71 años fallecía en la playa Salvé pese a que los sanitarios de Cruz Roja, que atienden el arenal, y los profesionales del 061 que llegaron al poco tiempo intentaron durante media hora reanimarle, sin éxito. El hombre fue hallado flotando boca abajo por una mujer que nadaba cerca; dio el aviso y rápidamente se le realizaron las maniobras de reanimación. En este caso, también se desconoce si la muerte fue por ahogamiento o por parada cardiaca previa.

Fotos

Vídeos