Un policía fuera de servicio salva la vida de una menor que se asfixiaba con un trozo de comida en Cádiz

Alumnos de la ikastola Iparraguirre aprenden a realizar las mabiobras de reaninmacion cardiopulmonar. / Manu Cecilio

EUROPA PRESSSAN FERNANDO (CÁDIZ)

Un agente de la Policía Nacional que se encontraba fuera de servicio auxilió a una menor de edad, practicándole la maniobra de Heimlich, que sufrió la obstrucción de las vías respiratorias tras ingerir un trozo de alimento en un establecimiento en San Fernando (Cádiz).

Maniobra de Heimlich

Esta técnica sólo se aplica cuando la víctima sufre una obstrucción total de la vía aérea. Si está consciente, una persona se coloca detrás de ella, en situación de 'abrazo del oso', y rodea su cintura con ambos brazos. Se presionan los puños sobre el abdomen de la víctima, «en la línea media y algo por encima del ombligo», con un movimiento rápido y hacia arriba. Esta técnica se usa en adultos y niños mayores de un año.

Cuando se trata de mujeres embarazadas, la famosa maniobra se practica metiendo los brazos bajo las axilas de la víctima, pidiéndole que incline ligeramente la cabeza hacia abajo y golpeando en el centro del esternón. Se trata de salvar la vida y evitar daños en el feto. A los bebés se les da cinco golpes fuertes y rápidos en la espalda con el talón de la mano.

Según detalla la Policía Nacional en una nota, los hechos sucedieron el 19 de julio en la terraza de un establecimiento de comida rápida ubicado en el centro de la ciudad de San Fernando, cuando el agente, oficial de policía adscrito a la Unidad de Tribunales y Juzgados de Cádiz, observó a dos mujeres que se encontraban angustiadas porque la hija de una de ellas se había atragantado con un trozo de alimento y no podía respirar.

El agente, tras una breve exploración, se percató, por los sonidos emitidos por la pequeña, que algún elemento que había ingerido le estaba provocando la asfixia, por lo que le realizó la maniobra de Heimlich para liberar sus vías respiratorias.

Finalmente, tras varios intentos, la niña expulsó el cuerpo extraño y rompió a llorar. Una vez que constató que respiraba con normalidad se la entregó a un familiar y ayudó a la madre que se encontraba en estado de ansiedad.

Fotos

Vídeos