Dos muertos y cuatro heridos en un accidente en Limpias

En el accidente se han visto implicados dos coches./061
En el accidente se han visto implicados dos coches. / 061

La colisión se produjo en la carretera nacional N-629, una de las vías con mayor siniestralidad de Cantabria

ÁLVARO SAN MIGUEL , DANIEL MARTÍNEZ y ABEL VERANO

Dos personas fallecieron este jueves por la tarde a consecuencia de un accidente de tráfico ocurrido en la carretera nacional N-629. Según confirman desde la Delegación del Gobierno, en el suceso se vieron implicados dos vehículos, que colisionaron por causas que aún se desconocen. Las dos personas que perdieron la vida son dos varones que ocupaban el mismo turismo, un Seat Ibiza que quedó totalmente destrozado y boca a bajo a consecuencia del impacto. Se trata de un vecino de Ampuero de 36 años y otro de Voto de 21.

El accidente se produjo entre el túnel de Limpias y Magefesa, en el punto kilométrico 84,5.

En el otro turismo, un Seat Córdoba que se dirigía hacia Colindres, iban cuatro personas. Los ocupantes eran una mujer de 46 años y una niña de seis, con heridas leves, y dos varones de 73 y 47 años con heridas que no revisten gravedad.

Estado en el que ha quedado uno de los vehículos.
Estado en el que ha quedado uno de los vehículos. / 061

El Centro de Gestión de Emergencias del 112 del Gobierno de Cantabria recibió el aviso del accidente a las 19.14 horas y hasta el lugar movilizó a los servicios de emergencias pertenecientes al Parque de Laredo, a agentes de la Guardia Civil, a mantenimiento de carreteras y a sanitarios del servicio 061. Asimismo, de forma preventiva se movilizó a los bomberos de Castro Urdiales como apoyo.

Este accidente mortal se produjo en una de las carreteras con mayor siniestralidad de Cantabria, cuyo índice de fallecidos obligó a la DGT a tomar medidas en 2015 para reducir el número de accidentes. Desde 1999 hasta ese año habían fallecido en esta carretera nacional 16 personas. Tras las primeras medidas, la mortalidad se redujo de manera drástica, pero aún está pendiente de activarse la principal: un radar de tramo para controlar la velocidad entre Ampuero y Limpias, donde se concentran los accidentes mortales de la N-629. El retraso en la instalación de ese esperado radar de tramo (anunciado en 2015) se produjo por «cuestiones económicas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos