El muerto en la explosión en Barcelona es el autor de varios ataques a un macroprostíbulo

El coche con el que el fallecido quiso atentar contra el prostíbulo Paradise en 2012. / EFE

Los Mossos sospechan que el fallecido es Xavier J. P., que lideró una banda que trató de volar con explosivos el burdel Paradise de Girona

AGENCIASViladecans (Barcelona)

Falta identificarle por completo pero la sospecha es firme. El fallecido en la explosión sucedida durante la mañana del jueves en Viladecans (Barcelona) es con toda seguridad Xavier J. P., de 45 años, alias 'el Gordo', un criminal con un largo historial delictivo y entre cuyas fechorías destaca una serie de ataques cometidos contra el macroprostíbulo Paradise en Girona en el año 2012.

La deflagración tenía lugar a las 11.38 horas del jueves, en el propio aparcamiento subterráneo del fallecido, situado en el número 6 de la calle Santiago Rossinyol i Prats. Al estallido le siguieron las llamas, que calcinaron dos vehículos y llenaron la estancia de denso humo. Sofocado el incendio tras una hora de trabajos -se desplazaron hasta trece dotaciones de bomberos-, los servicios de emergecia localizaron a un cadáver en muy mal estado.

Aunque los Mossos mantienen abierta una investigación para determinar las causas de la explosión y la identificación de la víctima, ya han vinculado el suceso con los ataques de 2012 al macroburdel Paradise de La Jonquera, conocido por ser el más grande de Europa. El cuerpo correspondería a Xavier, y el móvil podría deberse a un ajuste de cuentas relacionado con el negocio de la prostitución. Porque 'el Gordo' estaba metido en toda clase de negocios sucios: desde los 23 años, de cuando data su primer arresto, amenazas, estafas, detención ilegal, desobediencia a la autoridad, robos con violencia e intimidación...

Pero por lo que realmente se le conoce es por la serie de asaltos perpretados contra el Paradise. Primero, el 12 de diciembre de 2012, cuando dos individuos lanzaron dos artefactos contra el burdel. Luego, el 23 del mismo mes, cuando dos hombres vestidos de negro, con pasamontañas, chaleco antibalas y subfusiles aparcaron un Opel Corsa blanco y advirtieron al vigilante de que desalojase el local, pues el vehículo estaba cargado de TNT y butano. Finalmente, el artefacto falló y Xavier y otras seis personas fueron detenidas como autores materiales. Se sospechaba, aún así, que trabajaron por encargo. El origen, probablemente, los puticlubs de la competencia.

Debido a la explosión de este jueves, una persona tuvo que ser evacuada del ascensor del edificio y atendida por los servicios médicos del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) y trasladada al Hospital Moisés Broggi. Como medida preventiva, los vecinos de cuatro bloques de la calle Santiago Rossinyol i Prats fueron desalojados y aún por la tarde no habían regresado a sus hogares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos