¿Qué le pasó a Manuel?

Antonia y Manuel, padres del fallecido, con una foto del joven./Edu Botella/AGM
Antonia y Manuel, padres del fallecido, con una foto del joven./Edu Botella / AGM

La familia de un preso murciano fallecido en la cárcel de Albocàsser, en Castellón, exige respuestas: «Su cuerpo estaba lisiado desde la cabeza a los pies»

DANIEL VIDALMurcia

La última vez que Antonia Jiménez habló con su hijo Manuel, 28 años, preso en la cárcel de Albocàsser (Castellón), fue el miércoles 19 de octubre. Aunque Antonia no tenía ni idea de que aquella sería la última vez que escucharía la voz de su hijo. La siguiente llamada desde la prisión se produjo cuatro días después, pero esta vez era un funcionario el que comunicaba que Manuel había fallecido. «Estaba sano como una manzana y no nos dieron más explicaciones», llora sin consuelo Antonia, vecina de El Puntal (Murcia). Sin embargo, el cuerpo llegó a Murcia «con la nariz deformada y marcas en la frente, con lesiones y cardenales por todo el cuerpo; marcas en muñecas, brazos y cuello, y también en los tobillos; los dedos magullados y varias uñas rotas. Estaba lisiado de la cabeza a los pies, como si lo hubieran torturado», sigue llorando la madre.

Manuel, interno de primer grado «por acumulación de delitos menores», según Antonia, se encontraba en aislamiento el día de su fallecimiento, que según su familia se produjo «violentamente». El problema es que nadie les ha dado respuestas. O, al menos, respuestas convincentes. Los empleados de la funeraria que trasladaron el cadáver no trajeron ningún papel, ni certificado de defunción, ni informe de la autopsia. La familia denunció la situación en un juzgado, a través del cual informaron de que Manuel había fallecido a causa de «muerte súbita a estudio». La familia no solo se encuentra abatida por la pérdida, sino «consternada e indignada» porque las autoridades «se han resistido en todo momento a facilitar la menor información sobre lo sucedido», según fuentes de asociaciones que hoy les brindan apoyo.

Fuentes de Instituciones Penitenciarias aseguraron ayer a 'La Verdad' que «siempre que se produce un fallecimiento abrimos una investigación para esclarecer las causas de la muerte», investigación que se encuentra abierta. Las mismas fuentes indicaron que la autopsia que se le practicó al cadáver de Manuel tardará «bastante tiempo, al menos dos meses, en arrojar los resultados» que determinen cómo murió Manuel.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos