Manu, el héroe de Madrid de 19 años que sacó de una parada cardíaca a un conductor

Manu, el joven que salvó la vida a un conductor que había sufrido un infarto al volante en Madrid. / Atlas

«Ha empezado a cerrar los puños y me he dado de cuenta de que iba a dejar de respirar», explicaba a los facultativos minutos después del rescate

EFE

Manu, un joven de 19 años, socorrió ayer de manera decisiva a un conductor en parada cardíaca en Madrid. El hombre, de 47 años, se desvaneció al volante y se estrelló contra una valla del paseo de Santa María de la Cabeza (Arganzuela). Cayó sobre su pareja, quien desde el asiento del copiloto no pudo hacer nada por evitar el choque. Sin dudarlo, tres personas apostadas en una parada de autobús muy próxima salieron en su auxilio. Entre ellas se encontraba Manu, que gracias a su trabajo como socorrista posee conocimientos en primeros auxilios.

«Al llegar, he visto que estaba respirando muy fuerte y pensé que le había dado un ataque de ansiedad; pero luego ha empezado a cerrar los puños y me he dado de cuenta que estaba en shock e iba a dejar de respirar. No dudé en ayudarle», explicaba a los facultativos, minutos después del llevar a cabo el rescate.

Poco antes de las 12.00 horas, el conductor, que viajaba con su pareja de copiloto, perdió el control de su coche en el céntrico paseo de Santa María de la Cabeza e impactó contra la valla lateral derecha, invadiendo la acera por donde, en ese momento, caminaba una familia, que pudo apartarse a tiempo, sin consecuencias graves.

Desde una parada de autobús cercana, acudieron tres personas a ayudar, entre ellos el joven que «inició maniobras de reanimación cardiopulmonar al conductor, siguiendo telefónicamente las instrucciones de los técnicos del Samur» hasta que llegó la primera ambulancia y continuó con las maniobras. «Con la primera descarga, en menos de cinco minutos, se pudo sacar al conductor de la parada« y, tras estabilizarlo, fue trasladado al Hospital 12 de Octubre donde ingresó en estado grave.

Un niño de 9 años y su madre, que caminaban por la acera y cayeron al suelo cuando el coche la invadió, fueron atendidos de contusiones leves y dados de alta en el lugar, ha añadido la portavoz. También acudieron los bomberos del Ayuntamiento de Madrid y la Policía Municipal a regular el tráfico y asegurar los diez metros de valla que separan el paseo de la calzada, que el coche había arrastrado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos