Un lugar solitario y de difícil acceso en el pantano de Urrunaga

Se sabe que Jon estuvo en este cobertizo de pescadores, junto al pantano. /Jesús Andrade
Se sabe que Jon estuvo en este cobertizo de pescadores, junto al pantano. / Jesús Andrade

Desde la N-240, la única forma de llegar a la zona donde Jon fue visto por última vez pasa por tomar un camino embarrado y tortuoso, muy poco transitado

Jorge Barbó
JORGE BARBÓ

La zona en la que se centran ahora las labores de búsqueda del joven Jon Bárcena, en el lugar donde fue visto el domingo y se ha encontrado parte de su ropa, su cartera y sus llaves, mira al embalse de Urrunaga, en un área arbolada y de campas del municipio de Legutiano.

Desde la N-240, la única forma de acceder a la zona pasa por tomar un camino embarrado y tortuoso, muy poco transitado. Solo una explotación agraria y un caserío apartado se levantan en el terreno. La pista de tierra desemboca directamente en una de las lenguas del pantano, muy próxima al puente de Elosu y desde donde se divisa la silueta del Gorbea, donde hasta ayer se habían centrado las labores de búsqueda del chico.

Según las últimas revelaciones, Jon habría sido visto deambulando en un algún momento de la tarde noche del domingo en la misma zona y en algún momento habría buscado cobijo en una caseta que se levanta a orillas del pantano. Se trata de un cobertizo de techo de uralita, forrado de madera y de apenas cinco metros cuadrados. En él se guardan aperos de pesca, remos, cubos y utensilios de cocina.

Localización del embalse de Urrunaga.
Localización del embalse de Urrunaga. / Gonzalo de las Heras

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos