La lancha que mató a un niño en Algeciras fue usada para labores de apoyo al narcotráfico

La lancha quedó amarrada en el puerto de Algeciras después de arrollar a otra embarcación en la playa de Getares./EFE
La lancha quedó amarrada en el puerto de Algeciras después de arrollar a otra embarcación en la playa de Getares. / EFE

El fallecimiento, ocurrido cuando la zodiac arrolló el yate donde viajaba el menor, desata la ira de los vecinos mientras el Gobierno declara «la guerra al 'narco'»

CECILIA CUERDO

La lancha rápida que el lunes arrolló a un niño de 9 años en una playa de Algeciras (Cádiz) y le causó la muerte había colaborado en la logística de operaciones de contrabando de drogas, según confirmó ayer la Policía Nacional. Esta versión contradice a la ofrecida por el ministro del Interior, quien insistió en que no era una 'narcolancha'.

Fuentes de la Policía Nacional explicaron que la barca neumática fue interceptada el pasado 26 de abril en una operación antidroga. Los agentes la localizaron repleta de bidones de gasoil, lo que les hizo sospechar que realizaba labores de apoyo para «probablemente surtir a otras embarcaciones que sí pudieran estar dedicándose directamente al narcotráfico». Pese a estos indicios, fue la falta de documentación lo que les permitió confiscar en aquel momento la embarcación.

El dueño de la misma, el hombre que la pilotaba en la tarde en que murió el menor, acudió ese mismo día junto a un acompañante a la comisaría para recuperarla, aportando toda la documentación exigida. Recuperó la barca apenas una hora antes del siniestro. Desde ese momento se dedicó a realizar maniobras temerarias en la playa de Getares.

La Policía indicó que el piloto contaba con antecedentes por temas de narcotráfico y que incluso había sido condenado a tres años de cárcel. Tras ser arrestado por homicidio imprudente, está ahora a la espera de pasar ante el juez. Los agentes siguen recabando testimonios de los bañistas para confirmar si hubo premeditación. Algunos testigos indicaron que el progenitor del menor se enzarzó en una discusión previa al recriminarle las maniobras peligrosas que estaban realizando y que entonces el piloto «cogió carrerilla, les pasó por lo alto y mató al niño».

Lo que sí parece descartar la investigación es que entre los ocupantes de ambas embarcaciones hubiera «rencillas previas o cuentas pendientes». Las pesquisas apuntan a que se trató de una bravuconería temeraria y a que el piloto perdió el control de la zodiac. Los allegados de la víctima solicitaron ayer que no se «manipule un trágico accidente» y exigieron respetar a una familia «que solo pide enterrar con honor a su hijo», un «pescaíto que desde Getares ha ido directo al cielo».

El copiloto, que también cuenta con antecedentes penales aunque no relacionados con el narcotráfico, fue detenido y puesto en libertad después al considerarse que no participó de forma activa en los hechos. Los agentes han señalado que se mostró colaborativo y extrajo las llaves del contacto de la lancha para impedir que su acompañante se diera a la fuga.

La muerte del menor ha colmado la paciencia de los vecinos de Algeciras, que ya han sufrido varios incidentes como el asalto con palos y navajas a un hospital para liberar a un 'narco' recién detenido o la reciente agresión sufrida por nueve guardias civiles después de que un grupo de 40 personas les acorralara en la calle. Las coordinadoras antidroga y los sindicatos policiales del Campo de Gibraltar han convocado una concentración que tendrá lugar mañana para denunciar los actos de violencia.

Por su parte, el ministro Juan Ignacio Zoido defiende que se ha reforzado la comarca con «efectivos especiales» de las fuerzas de seguridad e insiste en que el Gobierno «está declarando la guerra de una forma total y absoluta al contrabando de droga». El alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce (PP), subrayó que espera que la muerte del niño «haya sido lo último que el entorno del narcotráfico se permita hacer en nuestra tierra».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos